Se desinfla la novela de Trump y sus rusos ante falta de pruebas

Después de todo el escándalo de los posible nexos entre Donald Trump y los rusos en una eventual campaña contra su oponente para la Casa Blanca, los legisladores republicanos del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes anunciaron que han completado su investigación y que no han encontrado pruebas.

El comunicado citado por el canal Fox News asegura que el Comité encontró contactos problemáticos entre altos funcionarios de inteligencia y medios de comunicación y propone recomendaciones para mejorar la seguridad de las elecciones y la respuesta del Gobierno de Estados Unidos a los ciber ataques.

El representante Michael Conaway, quien supervisa la investigación de la Cámara de Representantes, anunció que los miembros republicanos del comité ya han finalizado un borrador de su informe final (que exculpará al mandatario). Sin embargo, Adam Schiff, máximo representante demócrata en el comité, aseguró que él había visto “evidencia amplia” de coordinación entre Trump y Rusia.

Los republicanos aceptan que rusos llevaron a cabo “medidas activas” contra el proceso electoral en 2016 pero rechazan la injerencia, mediante el robo de documentos y la difusión de propaganda, con el objetivo de llevar a Trump al triunfo. Lo mismo dice el presidente estadounidense.

Por ejemplo, durante la campaña miembros del equipo de Trump, incluido su hijo Don y su yerno Jared Kushner (que ahora trabaja de asesor en la Casa Blanca), se reunieron en la Torre Trump en Nueva York con una abogada rusa que ofrecía información comprometedora sobre la candidata demócrata Hillary Clinton. Kushner y otros altos cargos de la campaña también mantuvieron reuniones con el embajador ruso que solo se conocieron cuando las destapó la prensa.

La rapidez con la que el Comité ha llegado a su conclusión es sorprendente si se tiene en cuenta que el fiscal especial, designado por el Departamento de Justicia, ha imputado por ahora a cuatro personas que integraron la campaña de Trump y a 13 personas rusas, a las que acusa de llevar a cabo una sofisticada estrategia de difusión de propaganda para atizar divisiones entre estadounidenses y favorecer a Trump.

ER

Productor de CNN confiesa: Vínculos entre Trump y Rusia son «bullshit» / El periodismo es un negocio

Artículos relacionados