Maniobras navales de potencias asiáticas se imponen a EE. UU.

Las maniobras militares que encabezan China, Irán y Rusia en el mar de Omán y el oceano Índico y que abarcan un territorio de 17.000 hectáreas, han sido consideradas como una demostración de poder y destreza ante EE. UU. que recientemente anunció que multiplicará la producción de misiles aire-aire de mediano alcance AIM-120 AMRAAM.

Estos ejercicios, que se extenderán por cuatro días hasta el próximo lunes, contemplan varios despliegues tácticos como prácticas de disparo y rescate de barcos asaltados, e incidentes como incendios.

Los oficiales de los países participantes, se encuentran apostados en los tres estratégicos estrechos de Bab El-Mandeb, Malaca y Ormuz, conocido cono el triángulo dorado de la región del norte del océano Índico.

Rusia participa con la fragata Yaroslav Mudry, el buque cisterna Yelnya y el remolcador Viktor Konetski, mientras que China se presentó con el destructor de misiles guiados clase 52D, bautizado como Xining, que fue incorporado a la Fuerza Naval del gigante asiático en enero de 2017.

Por su parte, la Armada iraní usa cinco naves de fabricación nacional en los ejercicios, a saber: la nave Tonb, los destructores Sahand y Alborz, así como las fragatas lanzamisiles Neyze y Konarak.

ARG/ VTActual.com

Irán registra una agresión pirata en las aguas del Mar Rojo

 

Artículos relacionados