Las aceitunas unen el noroeste de China con el mundo

Cuando un concurso internacional de aceite de oliva anunció sus ganadores en Grecia a finales de junio, el pueblo de Daoqi, en el noroeste de China, se emocionó.

Premios

“El aceite de oliva premiado estaba hecho con nuestros frutos”, dijo Ru Ciming, de 50 años, un plantador de olivos de la aldea situada bajo la ciudad de Longnan, en la provincia de Gansu.

La variedad de olivos del huerto de Ru fue introducida desde España. En opinión de los lugareños, los árboles extranjeros no solo han sacado de la pobreza a la ciudad, que en su día fue una de las regiones menos desarrolladas de China, sino que también les han dado fama internacional.

Las aceitunas son originarias del Mediterráneo y su aceite, a menudo llamado oro líquido, se utiliza ampliamente en alimentación, cosmética y medicina.

En la década de 1960, el gobierno albanés regaló a China más de 10.000 plantones de olivo, que luego se plantaron en muchas partes del país en ensayos nacionales.

Longnan comenzó a plantar olivos a principios de la década de 1970 y los expertos llegaron a la conclusión de que la región era ideal para el asentamiento de los olivos por su clima y las condiciones del suelo. Tras años de experimentos y promoción, ahora es la mayor base de cultivo de olivos de China.

Competidores

En los últimos años, la industria local del aceite de oliva ha seguido expandiéndose, ya que Longnan ha reforzado la cooperación con los países mediterráneos que cuentan con una larga historia de plantación de olivos, como Italia, Grecia y España.

La cooperación reforzada pretende introducir mejores variedades e iniciar intercambios técnicos.

Pedro J. Rodríguez Sánchez, un experto español en plántulas de olivo, fue uno de los primeros en contribuir a los intercambios de aceitunas. Llegó a Longnan en 2009, cuando solo la mitad de los plantones de olivo locales habían sobrevivido.

La técnica ayudó a elevar la tasa de supervivencia a más del 90%

Zhao Haiyun, funcionario encargado de promover la industria del olivo en el distrito de Wudu de Longnan, dijo que desde Sánchez han llegado muchos más expertos europeos. Han visitado los huertos para ofrecer orientación a los agricultores y han ayudado a las empresas a mejorar sus procedimientos de procesamiento y almacenamiento.

Han ayudado al distrito, así como a la ciudad de Longnan, a subirse al carro de la creciente demanda china de aceite de oliva de alta calidad, especialmente entre las familias urbanas acomodadas, dijo Zhao.

  • En 2021, la superficie de cultivo de olivos de Longnan creció hasta las 42.000 hectáreas. Más de 40.000 hogares pobres se han beneficiado del sector olivarero, que se ha convertido en una industria pilar local.
  • “Cada gota de aceite de oliva que producimos es un ejemplo del intercambio y la integración entre China y el extranjero”, dijo Li Gang, director general de Gansu Times Olive Technology, un importante productor de aceite de oliva en Longnan.

En 2019, la compañía gastó más de 6 millones de yuanes para introducir dos líneas avanzadas de producción de aceite de oliva de Italia. Li dijo que las líneas de producción habían mejorado la eficiencia de procesamiento y la calidad del aceite de oliva, y ayudaron a la compañía a ganar un premio en la competencia de aceite de oliva en Grecia.

Y no era la primera vez que el aceite de oliva fabricado en China obtenía un reconocimiento en la escena internacional

En julio del año pasado, un producto de aceite de oliva de la Longnan Xiangyu Olive Development Company destacó entre 430 muestras procedentes de 17 países para obtener el máximo galardón de doble oro en el Concurso Internacional de Aceite de Oliva Athena. Era la primera vez que una empresa china ganaba este premio.

Los intercambios de aceite de oliva en Longnan han seguido prosperando a pesar de la pandemia de COVID-19.

En marzo, Fernando Lugris, embajador uruguayo en China, visitó varias empresas de aceite de oliva de Longnan para profundizar la cooperación en la introducción de variedades y el intercambio de tecnología.

Muchas empresas locales de aceite de oliva también están trabajando con Europa en la utilización biológica del aceite de oliva. La empresa Longnan Garden City Olive Technology Development ha declarado que está cooperando con la Universidad Nacional y Kapodistriana de Atenas para extraer compuestos del aceite con el fin de aumentar el valor añadido de la industria.

Aunque los olivos son una especie importada, su reubicación en China no se ha limitado a copiar su exitoso desarrollo en su tierra natal. En China, los árboles han seguido un camino de cooperación extranjera y localización, dijo Jiang Chengying, investigador de la Academia de Investigación de Ciencia y Tecnología Forestal de Gansu.

“Los olivos han tendido un puente de intercambio y cooperación entre Oriente y Occidente, al tiempo que han contribuido a la causa de China de reducir la pobreza en sus regiones occidentales”, dijo Jiang.

Artículos relacionados