Un visitante poco querido en Alemania

Un visitante poco querido en Alemania

Miles de personas participaron, este sábado, de una protesta en Colonia, Alemania, contra la visita del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, a la ciudad en la que estaba prevista la inauguración de una mezquita financiada por una agrupación con estrechos lazos con el país euroasiático.

La visita oficial a Colonia y Berlín se empañó de protestas
Miles de personas rechazaron la visita de Erdogan a Alemania

Miles de personas también participaron, más temprano, de otra protesta contra Erdogan en Berlín, a donde asistió el líder turco a desayunar con la canciller Ángela Merkel, en un intento por reducir las tensiones entre los dos países, ambos miembros de la OTAN.

La visita oficial en medio de tensas relaciones

Las relaciones entre Alemania y Turquía se han deteriorado en años recientes por varias razones, entre ellas la detención de periodistas alemanes.

La retórica llegó a un punto en que Erdogan acusó a los partidos políticos alemanes de ser “enemigos de Turquía”, y dijo que el gobierno alemán actuaba como los nazis.

Desde la semana pasada, cientos de personas se apostaban en algunas calles de Berlín con carteles que decían «Erdogan no es bienvenido», según reportes policiales, en protestas convocadas por un conjunto de grupos que se oponen al político turco, incluyendo una asociación kurda.

La visita oficial a Colonia y Berlín se empañó de protestas
/ Foto: Agencias

La visita del político turco ha venido de la mano de masivas medidas de seguridad, con más de cuatro mil policías desplegados en varios estados federados del país. En la capital germana, las rutas de varias líneas de autobuses sufrieron desvíos y numerosas calles fueron cortadas.

FF

Leer también:

Erdogan en Alemania, un nuevo impulso bilateral

 

Artículos relacionados