Israel prepara un plan de batalla para la incursión en Gaza

Israel prepara un plan de batalla para la incursión en Gaza

Los mandos militares de Israel han redactado un plan de batalla para una incursión en Gaza y tienen previsto presentarlo a los jefes militares más tarde el jueves, según ha confirmado un portavoz de las Fuerzas de Defensa israelíes.

El portavoz de las FDI, Hidai Zilberman, dijo a los medios locales en una sesión informativa que los preparativos para la posibilidad de una incursión terrestre están en marcha. Las FDI han desplegado tropas terrestres adicionales -de la Brigada de Paracaidistas, la Brigada de Infantería Golani y la 7ª Brigada Blindada- en la frontera de Gaza, junto con tanques y vehículos blindados de transporte de personal.

La decisión de invadir o no la Franja de Gaza, controlada por Hamás, corresponde al Gobierno israelí, pero si se da el visto bueno, supondría la primera incursión en el territorio desde que Israel lo invadió en 2014.

El ejército israelí y los combatientes palestinos de Hamás continuaron con feroces intercambios de disparos de cohetes durante la noche del miércoles, mientras que las ciudades israelíes vieron una nueva ola de disturbios, que llevó a 400 arrestos, dicen las autoridades israelíes.

El intercambio de cohetes ha elevado a 83 el número de muertos en Gaza a primera hora del jueves, según el Ministerio de Sanidad de Hamás, entre ellos 17 niños. Organizaciones benéficas locales afirman que algunos de los muertos en Gaza lo fueron por cohetes de Hamás que no alcanzaron sus objetivos israelíes. El Ministerio de Sanidad palestino dijo el jueves que 487 personas habían resultado heridas. Siete israelíes han muerto, entre ellos un niño de seis años, según las autoridades israelíes.

Advertencias de guerra total

La ONU ha advertido que el conflicto, que comenzó a mediados de abril con enfrentamientos en las calles de Jerusalén, ciudad que tanto israelíes como palestinos consideran su capital, corre el riesgo de “escalar hacia una guerra a gran escala”.

Las autoridades israelíes desplegaron más policías en las ciudades mixtas árabe-judías de Israel tras dos noches de enfrentamientos en las ciudades de Haifa, Acre, Ramle y Lod, donde se quemaron tres sinagogas. La televisión israelí emitió anoche imágenes en directo de una multitud judía golpeando a un automovilista árabe cerca de Tel Aviv.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, hizo un llamamiento a los israelíes para que “por favor, detengan esta locura”.

Varios líderes extranjeros siguen esforzándose por intentar persuadir a ambas partes de que rebajen el conflicto. Biden habló personalmente con el líder israelí Benjamin Netanyahu el miércoles por la noche. Dijo que Israel “tenía derecho a defenderse”, pero añadió: “Mi expectativa y esperanza es que esto se cierre más pronto que tarde”.

James Cleverly, ministro británico para Oriente Medio y el Norte de África, describió el nivel de los disparos de cohetes que se lanzan a Israel desde Gaza como “sin precedentes”, y pidió a todas las partes que “den un paso atrás”. Declaró a una emisora de radio londinense que Israel tiene “derecho legítimo a defenderse”, pero que debe hacerlo “proporcionalmente”, e instó a Hamás a cesar sus ataques. “No hay ninguna razón legítima para que se disparen estos cohetes, y hemos exigido que dejen de hacerlo”, añadió.

Esfuerzos de desescalada

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso informó de que funcionarios de Hamás se han puesto en contacto con el Kremlin diciendo que están dispuestos a ofrecer un alto el fuego. Egipto se ha ofrecido a enviar negociadores para intentar poner fin a los combates.

Hasta ahora han fracasado los esfuerzos internacionales para evitar la intensificación del enfrentamiento militar. Hamás reanudó los disparos de cohetes contra Israel al amanecer del jueves, tras una pausa de varias horas el miércoles por la noche.

Las Fuerzas de Defensa de Israel siguieron respondiendo a lo que consideraron objetivos clave de Hamás, destruyendo los tesoros del grupo militante y atacando a más altos dirigentes de Hamás. Las Fuerzas Aéreas de Israel dijeron que habían atacado lugares vinculados a la “infraestructura de contrainteligencia” de Hamás, incluida la casa de Iyad Tayeb, un alto comandante de Hamás.

¿Qué tan preparados están de lado de Hamás?

En total, Hamás ha disparado casi 1.500 cohetes hacia Israel desde el lunes, de los cuales aproximadamente una quinta parte ha caído dentro de Gaza, según un portavoz de las FDI. Cientos de cohetes de Hamás han sido interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro de Israel, según las FDI, que afirman que el sistema ha tenido una tasa de interceptación del 90% de los cohetes de Hamás que se dirigían a zonas muy pobladas.

El aeropuerto Ben Gurion, cerca de Tel Aviv, se cerró el jueves a los vuelos comerciales entrantes y los aviones se desviaron al aeropuerto Ramon, al norte de Eilat.

Tor Wennesland, enviado especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, pidió un alto el fuego inmediato. “Estamos escalando hacia una guerra a gran escala”, dijo en Twitter. “Los líderes de todas las partes tienen que asumir la responsabilidad de la desescalada”.

Pero el portavoz de las FDI, el teniente coronel Jonathan Conricus, dijo: “Seguiremos operando para atacar su infraestructura militar y preparar actividades adicionales hasta que capten el mensaje”. Dijo que Israel ha atacado 300 objetivos militares desde el comienzo de la semana y que al menos 20 de los muertos eran altos miembros de Hamás y de la facción palestina de la Yihad Islámica.

 

Artículos relacionados