Restos de Franco quedarán como los de cualquier mortal

Los restos del dictador español Francisco Franco reposarán como los de cualquier otra persona en el reino de España, sin más privilegios que los de estar dispuestos en un cementerio. Así lo ha determinado el Tribunal Supremo de ese país que desestimó el recurso presentado por familiares del “caudillo” y permitirá al Gobierno proceder con el proceso de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, monumento a las víctimas de la guerra civil española.

El gobierno en funciones de Pedro Sánchez, inició los procesos para hacer valer el derecho del pueblo español a no rendir homenaje a quien tanto sufrimiento causó a una de las partes en conflicto. Asesinatos, persecuciones, desapariciones forzadas, torturas y otros delitos fueron cometidos por la dictadura de más de 40 años dirigida por Francisco Franco luego de la victoria del bando nacionalista en la guerra fratricida ocurrida entre 1936 y 1939.

El Monumento Valle de los Caídos pretendía recordar a las víctimas de la guerra civil, pero se convirtió en un santuario del fascismo español.

La decisión del Tribunal Supremo supone que los restos de Franco tampoco irán a parar a la Catedral de la Almudena, como solicitaban los familiares del dictador. Esta petición extravagante fue considerada como un premio todavía mayor para rendir culto a la personalidad del militar fallecido, por lo que fue negada y se dispuso que sus despojos reposen en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, donde se encuentran los de su esposa.

Obstáculos en el camino

Todavía quedan algunos pasos para que se lleve a cabo la aplicación de la disposición del Tribunal Supremo. Por una parte el retraso en el retiro de los restos de Franco obedeció a que la defensa alegó que de realizarlo, se dañaría la estructura de la obra, por lo que la justicia retrasó el procedimiento. Por otra parte, la defensa de los familiares del dictador insisten en que apelarán la sentencia pese a que la misma se hizo de manera firme.

Algunos seguidores del dictador Francisco Franco mantienen un fervoroso culto a lo que él representa.

El traslado de los restos de Franco fuera del Valle de los Caídos, es parte de la oferta hecha por Pedro Sánchez de hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica promulgada en el año 2007, que perseguía hacer justicia con todas las víctimas de la guerra por igual. El retiro de Franco del Valle de los Caídos persigue evitar la exaltación del dictador por encima de las víctimas de la guerra y de las que él mismo provocó en su mandato.

RB

Artículos relacionados