El fuego arde sin dar tregua en California

El mayor incendio en la historia del estado de California, ya tiene un culpable según las autoridades de la nación norteamericana, se trata de Forrest Clark, un hombre de 51 años que fue arrestado el pasado martes y comparece hoy ante los tribunales correspondientes.

Conocido como el incendio de Mendocino Complex, en solo 11 días arrasó con 114.800 hectáreas, en un fuego que se dividió en dos focos llamados Ranch y River afectando a tres condados entre los lagos Clear, Pilsbury y Mendocino, a dos horas y media de San Francisco.

A raíz de la crisis existente en la nación norteamericana, el presidente de ese país, Donald Trump, se pronunció a través de la red social Twitter, indicando que los incendios son cada vez peores por las “malas leyes medioambientales” que no permiten que la gran cantidad de agua que posee el estado de California sea utilizada para extinguir el fuego.

Vista aérea del incendios en el que 14.000 bomberos están luchando para apagarlo.

Las respuestas ante tal aseveración no se hicieron esperar, el científico medioambiental, Peter Gleick, indicó que “parece un intento confuso de relacionar los terribles incendios de California con nuestros siempre contenciosos debates sobre el agua”.

Gleick, precisó que Trump ignora el cambio climático, que ha elevado las temperaturas en el mundo y ha agravado las sequías, aumentado el tamaño y la probabilidad de los incendios en el oeste.

Equipos de bomberos de Australia y Nueva Zelanda apoyan en las labores.

El subjefe de bomberos de California, Scott McLean, describió al incendio como extremadamente rápido, extremadamente agresivo y extremadamente peligroso, aseguró que las llamas alcanzaron los 90 metros de altura, a lo que se le sumaron los fuertes vientos esparciendo el fuego de manera rápida, sobrepasando arroyos, cortafuegos e incluso una carretera principal.

NP

Leer también:

El fuego sin tregua en los poblados de California

 

Artículos relacionados