Donald Trump se aleja de las glorias deportivas de su país

Donald Trump se aleja de las glorias deportivas de su país

Con una nueva acción considerada por muchos como una tontería, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ahora se pelea con las glorias deportivas estadounidenses y dirigentes de una de las ligas más importantes de la nación norteamericana. A través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter, el mandatario republicano retiró la invitación a la Casa Blanca a Stephen Curry, la figura de los actuales campeones de la NBA (liga de baloncesto profesional), Golden State Warriors.

Esto sucedió tras la declaración de Curry de no pretender asistir a la tradicional cita en la que el conjunto ganador acude ese año a una cena con el presidente, además de asegurar que no quisiera que el equipo asistiera a la misma. Espera que esa decisión pueda generar cambios en la sociedad. “En lo que toleramos en este país y en lo que apoyamos, lo que se acepta y aquello ante lo que nos hacemos los tontos”, dijo el viernes al declarar su intención.

Para Trump, el jugador que está marcando época con su forma de lanzar el balón desde distancias muy lejanas al aro, está rechazando lo que representa “un gran honor para un equipo de campeonato”, por lo que “retiró” dicha invitación, aunque no queda claro si se trata solamente de la asistencia del atleta o el conjunto, que se encuentra evaluando a lo interno si acudir o no a la Casa Blanca, en vista del amplio rechazo contra el mandatario por sus declaraciones racistas.

Al respecto, Lebron James, también estrella de la NBA, respondió por la misma red al presidente estadounidense, haciéndole ver lo innecesaria de tal declaración, pues ya Curry dijo que no asistiría. “¡Ir a la Casa Blanca fue un gran honor hasta que apareciste!”, remató James, quien además publicó un video en respuesta.

https://www.youtube.com/watch?v=AAhw7mN24EY

Anteriormente, Donald Trump había declarado contra jugadores de la NFL (liga de fútbol americano) que se arrodillaban como método de protesta durante el himno nacional que suena en cada estadio previo a los partidos, y había instado a los fanáticos a abandonar el recinto cuando esto sucediera. También pidió a los directivos a sacar a “esos hijos de puta” de la cancha, en alusión a uno de ellos. Roger Goodell, comisionado de la NFL, salió al paso de esa desafortunada intervención, calificándola como una “falta de respeto” que busca dividir.

JI

Trump llega al colmo de amenazar de muerte al Presidente de Venezuela

 

Artículos relacionados