La «hospitalidaridad» del gobierno estadounidense: sin fronteras

Tras varios días de tensión por la llagada de migrantes centroamericanos a la zona fronteriza a la ciudad mexicana Tijuana, este domingo, se registró una situación irregular, luego de que efectivos de seguridad estadounidense lanzaran bombas lacrimógenas y accionaran sus armas de fuego contra más de 500 personas que intentaron ingresar al territorio norteamericano.

Esta situación se presenta tras una advertencia realizada, en días pasados, por el presidente de los Estados Unidos, #DonaldTrump, quien amenazó con recibir con disparos a las personas que intentaran entrar de forma ilegal por la frontera mexicana, por lo que ordenó a las tropas militares emplear la “fuerza letal” contra los migrantes. Hasta el momento, un total de 39 personas han sido detenidas.

 

En un video que ha circulado por las redes sociales se deja ver a cientos de personas, en las que se encontraban mujeres y niños, tratando de huir de forma desesperada, del humo ocasionado por las bombas lacrimógenas y de los disparos. Aunque muchos medios de comunicación mexicanos y estadounidense han tratado justificar esta acción contra los migrantes, la corresponsal del BBC Mundo, Ana Gabriela Rojas ha destacado que «la inmensa mayoría de ellos han sido siempre muy pacíficos y están en son de paz».

Por su parte, el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, rechazó éste hecho de violencia, al mismo tiempo, que manifestó que esta situación podría afectar de manera negativa las relaciones bilaterales entre el gobierno estadounidense y México.

No permitiré que nuestra relación binacional sea fracturada por el mal hacer de la caravana migrante. Están haciendo las cosas fuera de ley!! Somos afectados en el cruce fronterizo. Muchos tijuanenses!! trabajan, estudian y visitan Estados Unidos en sana paz!!!.

YR

Migrantes bajo la mira de Trump

Artículos relacionados