Potencias se pelean control del Polo Norte

El deshielo en el ártico y las posibilidades de explotación de recursos como el gas, así como las nuevas vías marítimas que se abren con el derretimiento de los polos fueron objeto de debate durante la más reciente Asamblea del Círculo Polar Artíco que se celebró en Islandia este fin de semana y a la que asistieron políticos, científicos y ambientalistas.

Poco se habla sobre los beneficios que tiene el cambio climático para algunas economías, entre ellas las de Rusia, China, Corea del Sur y EE. UU., país que busca neutralizar a otras naciones interesadas en beneficiarse de las ventajas que ofrece el Polo Norte.

Gracias al deshielo, Rusia logró elevar de dos a ocho su participación en el mercado mundial de producción de gas licuado, mientras que Corea del Sur -luego del anuncio de China de la creación de una Ruta Polar de la Seda- decidió construir supertanqueros con el casco endurecido para evitar accidentes propios de la navegación en estas aguas.

Mientras tanto, China promueve con su ruta de la seda la reducción a la mitad del tiempo de viaje de sus barcos, desde Europa hasta territorio asiático.

Hasta el momento, sólo es posible transitar por el Polo Norte durante un corto período cada año. Sin embargo, el derretimiento de los hielos, provocado por el cambio climático, promete aumentar ese lapso.

ARG


Artículos relacionados