CNE venezolano no se calla ante diplomático gringo

El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano reafirma el carácter soberano y democrático de su país. Dicha afirmación la realiza a través de un comunicado oficial, en respuesta a las declaraciones emitidas por el Encargado de Negocios norteamericano en Venezuela, Todd Robinson.

En una actividad en el estado Anzoátegui, al noreste del país suramericano, Robinson cuestionó la transparencia del sistema electoral venezolano, al tiempo que insistió en invalidar la convocatoria del 20 de mayo, en la que se elegirá al Presidente de la República, diputados de los Consejo Legislativos estadales y Consejos Municipales, a lo que sectores gubernamentales han calificado como unas “mega elecciones”.

Ante dicho señalamientos, el CNE no dudo en reiterarle tanto al Gobierno norteamericano así como a la comunidad internacional en general que en Venezuela “los derechos políticos y el ejercicio democrático constituyen un acto soberano e inalienable al que nunca renunciaremos”.

Según la normativa internacional, es impropio de cualquier funcionario diplomático opinar acerca del país anfitrión, y mucho más sobre su sistema político y temas afines. Solo habría que imaginar la reacción del gobierno gringo si un diplomático venezolano en una conferencia criticara el sistema electoral estadounidense, en el que el voto popular no define quien gana la presidencia del país.

Aquí le presentamos el texto íntegro del CNE:

COMUNICADO

El Poder Electoral, ante las ignominiosas declaraciones emitidas por el encargado de negocios de los Estados Unidos de Norteamérica en Venezuela, Todd Robinson, quiere denunciar ante el país y la comunidad internacional la injerencia grosera de este funcionario en los asuntos internos de nuestra República. Las amenazas y calificativos proferidos por ese encargado respecto de la labor del Consejo Nacional Electoral y sobre las condiciones de la democracia en Venezuela, evidencian un profundo desconocimiento de nuestro sistema electoral y constituyen una penosa afrenta a las minorías excluidas y reprimidas de su propio país, carentes de acceso a los mínimos derechos políticos en cualquier democracia.

Venezuela no necesita de ninguna colaboración de los Estados Unidos en materia electoral, porque el frágil sistema electoral de ese país no ofrece garantías en ninguna de sus fases en materia de respeto a los derechos políticos, ni menos aún en cuanto al sano funcionamiento de la democracia.

Venezuela cuenta con un robusto sistema de garantías electorales que brinda seguridad a los venezolanos y las venezolanas en cuanto al pleno respeto a sus derechos políticos.

Afirma el encargado Robinson que su gobierno no apoya la decisión de convocar elecciones en Venezuela. Este funcionario, su gobierno y la comunidad internacional deben saber que los derechos políticos y el ejercicio democrático en Venezuela constituyen un acto soberano e inalienable al que nunca renunciaremos.

El próximo 20 de mayo habrá elecciones en Venezuela: libres, seguras y transparentes. Este Poder Electoral garantiza el derecho de todas las venezolanas y todos los venezolanos a ejercer su soberanía.

Caracas, 15 de marzo de 2018

GB

Artículos relacionados