La Casa Blanca no se arrepiente del trato a manifestantes

La Administración de #DonaldTrump manifiesta no lamentarse de las medidas que tomó la Policía contra una protesta pacífica en Washington el lunes pasado, según ha afirmado la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en rueda de prensa.

Las protestas que se han incrementado con el pasar de los días, fueron por la muerte de George Floyd y tuvieron lugar en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca momentos antes de que #DonaldTrump, se dirigiera a la nación.

“No, no hay arrepentimiento por parte de la Casa Blanca. Muchas de aquellas decisiones no se tomaron dentro de la Casa Blanca. Fue el fiscal general Barr quien decidió mover el perímetro [de seguridad]. La noche del lunes la Policía del parque también tomó aquella decisión de manera independiente cuando vio toda la violencia en el parque Lafayette”, ha dicho la vocera.

Antes de la alocución del mandatario, numerosos vehículos militares se desplegaron en la cercana avenida Pensilvania, al tiempo que un fuerte dispositivo policial desalojó a los manifestantes del parque Lafayette, que el presidente debía cruzar hasta la histórica iglesia de San Juan.

En el proceso se produjo el lanzamiento de gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes, algo que la Casa Blanca desmintió.

NB/VTactual

Asesinato de George Floyd encendió protestas antirraciales en EE. UU.

Artículos relacionados