EE.UU. y Reino Unido inician negociación comercial post Brexit

EE.UU. y Reino Unido comienzan este martes por videoconferencias sus negociaciones comerciales tras la salida del país europeo del bloque regional, esto sucede en el contexto de la lucha contra el Covid-19.

Las conversaciones serán la primera negociación comercial  de gran envergadura de Washington en 2020 y sucederán mientras Londres trabaja en los términos comerciales con la Unión Europea (UE), con un plazo que acaba a finales de este año.

Encabezando dos equipos, conformados por 100 personas, están la ministra británica de Comercio Internacional, Liz Truss, y el representante de comercio estadounidense Robert Lighthizer, quienes comenzarán esta primera ronda de negociaciones que debe durar unas dos semanas.

El Gobierno de #DonaldTrump está tratando de trasladar las cadenas de suministro de vuelta a Estados Unidos y lejos de China, a quien acusa de permitir el avance del Covid-19.

En ese sentido, el país norteamericano impulsa una campaña para promocionar la compra de productos estadounidenses como suministros médicos y de todo tipo.

Se espera que la agricultura sea uno de los temas más difíciles de las negociaciones, dada la oposición británica a los cultivos genéticamente modificados de EE.UU. y a los tratamientos antibacterianos para las aves de corral.

“Queremos un acuerdo ambicioso que abra nuevas oportunidades para nuestros negocios, generen más inversión y cree mejores empleos para la gente en todo el país”, afirmó Truss en un comunicado, citada por medios digitales.

El primer ministro Boris Johnson ha prometido impulsar una negociación dura y la secretaria de Comercio Internacional del Reino Unido, Liz Truss, afirmó que su país no disminuirá sus normas de seguridad alimentaria.

A pesar de lo anterior, la oposición británica teme que un nuevo acuerdo de libre comercio con EE.UU. llegue a expensas de las normas ambientales y alimentarias.

Liz Truss Foto/AFP

También en esa nación europea han surgido preocupaciones sobre la posible privatización de partes del servicio de salud pública británico, el NHS, a pesar de las repetidas negativas del gobierno.

La Cámara de Comercio de EE.UU., instó a ambos equipos a eliminar todos los aranceles, con el argumento de que eso impulsaría las perspectivas a largo plazo para los dos países.

El comercio entre los dos países alcanzó los 220.900 millones de libras (275.000 millones de dólares, 253.000 millones de euros) el año pasado.

Las exportaciones a EE.UU. representaron casi 20% del total de las exportaciones británicas, según datos oficiales.

SI/VTActual

Fuerza Armada venezolana rechaza incursión terrorista imperialista

Artículos relacionados