#VTanálisis: Bitácora Brexit, un golpe económico para la Unión (de Europa y del reino)

Bitácora Brexit: Un golpe económico para la Unión (de Europa y del reino) / Foto: VTactual

A juzgar por lo que afirman economistas y expertos, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE) podría generar una serie de problemas tanto para el bloque comunitario como para el Reino Unido.

En la isla, los brexiters celebran que ya no habrá libre circulación de personas desde los 27 países que aún pertenecen al club, uno de los principales argumentos esgrimidos por los impulsores del retiro, por cuanto acusaban a los extranjeros de robarse los empleos y los beneficios del sistema sanitario.

Bitácora Brexit: Un golpe económico para la Unión (de Europa y del reino)
Tanto en Londres como en Bruselas hay temores por el devenir económico de Reino Unido y de la Unión Europea / Foto: Cortesía

Lo cierto es que el Brexit podría significar todo menos el idílico escenario que pintan los “torys” de Boris Johnson para el país, y en Bruselas también hay temores. Todo lo ocurrido afectará irremediablemente el devenir de la unión, dentro de la UE pero también en el interior del reino.

Bitácora Brexit: El bienestar británico peligra

Alegan los opuestos al brexit que el gran valor que agrega el bloque europeo, su principal pilar, es su mercado único, lo que resulta igual a libre mercado, sin tasas ni aranceles comerciales, incluidos el libre movimiento de bienes y capitales, pero los adeptos al “Leave” afirman que el Reino Unido se basta por sí mismo.

Intervienen luego los antibrexit para vaticinar una crisis económica, una disminución de inversión en los servicios públicos y de la inversión extranjera, cosa que confirmaría el Departamento del Tesoro británico con sus escenarios de recesión a corto plazo. De hecho, el retroceso antes de la salida acumulaba el 2% o unos 800 millones de libras esterlinas menos, según el Banco de Inglaterra.

Bitácora Brexit: Un golpe económico para la Unión (de Europa y del reino)
Los brexiters celebran la salida, pero ¿será todo tan idílico como lo pintan los «torys»? / Foto: Cortesía

Además, en el primer trimestre de 2019, la inversión empresarial sumó un tímido 0,9% y el crecimiento de la economía apenas alcanzó el 0,2%, toda vez que el sector más joven de la población se quejaba de que “hemos perdido el derecho a vivir y trabajar en 27 países”.

Escoceses e independentismo

Pero algo que tiene muy preocupada a la clase política londinense son los crecientes vientos pro-independentistas que soplan sobre Escocia, a raíz de la salida definitiva del Reino Unido de la UE.

A pocas horas del 31 de enero, el Parlamento escocés se resistía a bajar la bandera europea del frente de su edificio, lo que refuerza la postura de la primera ministra Nicola Sturgeon, líder del independentista Partido Nacional Escocés (SNP), quien clama por la salida del Reino Unido e impulsa un segundo referendo de autodeterminación, aprobado por los diputados escoceses con 64 votos contra 54.

Para un medio francés, el profesor de economía del King’s College de Londres Andrés Mejía resaltaba: “En la práctica, el camino hacia la independencia escocesa no es tan sencillo (…),  pero ciertamente Escocia tiene apetito de volver a la Unión Europea”.

Una Europa menos fuerte

En Bruselas, por otra parte, se dividen las opiniones: unos afirman que el mayor impacto de la salida la afrontaría el Reino Unido, otros piensan que los demás Estados miembros sufrirán significativamente.

La consultora Global Counsel advirtió que tras el Brexit, la UE se convertiría en un socio comercial menos atractivo a nivel mundial y perdería poder internacional, mientras que algunos voceros políticos alertan sobre las divisiones en el interior de la UE y del crecimiento de movimientos populistas e independentistas en el viejo continente.

El caso es que ya se avizora una caída del euro frente al dólar (aunque menor a la de la libra esterlina), y en el apartado de los servicios se vería dificultada la relación financiera de Europa, importante punto si se considera que Londres sirve de sede a los principales bancos internacionales y a la mayoría de las cámaras de compensación.

La aplicación de aranceles también impulsaría la caída de la relación comercial europea, pues casi 10% de todas las exportaciones de los 27 países del bloque va al Reino Unido, un país de 67 millones de personas que representa aproximadamente el 15% del PIB de Europa.

FF/VTactual.com

Boris Johnson se plantea un Reino Unido global gracias al brexit

Artículos relacionados