Ban Ki-moon insta a Israel a no seguir construyendo en territorios ocupados palestinos

Ban Ki-moon insta a Israel a no seguir construyendo en territorios ocupados palestinos

Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), insta a Israel a detener el proyecto de ley que legalizará los asentamientos sionistas en los territorios palestinos ocupados por el Estado judío en Cisjordania.

“Urjo a los legisladores a reconsiderar el seguir adelante con esta ley, que tendrá efectivos jurídicos negativos para Israel y que disminuirá sustancialmente las posibilidades de una paz árabe-israelí”, dijo este viernes el secretario general.

Ban, que dejará el cargo a final de año, nuevamente condenó los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania e insistió en que suponen una violación flagrante de las normas internacionales.

El secretario general se expresó en su última intervención sobre el conflicto palestino-israelí ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y recalcó que la creación de un Estado palestino es la única salida posible al conflicto de Oriente Medio.

No obstante, los legisladores del régimen israelí han intentado ratificar el proyecto de ley que pretende legalizar casi cuatro mil viviendas de los colonos construidas en más de 800 hectáreas de terrenos ocupados palestinos, donde previamente residían palestinos a quienes los militares israelíes desalojaron y destruyeron sus viviendas.

El diario israelí Arutz Sheva informó el jueves que el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, durante dos reuniones celebradas la semana pasada junto al ministro de seguridad, Gilad Erdan y el comisionado de policía, Roni Alsheikh, dio instrucciones para que se hiciera todo lo posible para emitir órdenes de demolición de las estructuras “ilegales”, ubicadas en las zonas norteñas y sureñas de los territorios ocupados, así como en el este de Al-Quds (Jerusalén), el diario israelí.

La medida se concretó en unas 20 órdenes de demolición de edificios residenciales palestinos en la localidad de Al-Issawiya, en la parte oriental de Al-Quds, distribuidas el jueves.

En ese sentido, el activista político Hani Al-Issawi dijo que el régimen presentó hace dos semanas una solicitud en el tribunal con el objetivo de emitir órdenes de demolición de un gran número de edificios que tenían entre 20 y 30 años de antigüedad.

Dijo que el régimen de Tel Aviv quiere destruir 20 edificios que incluyen 80 apartamentos, señalando que el motivo es “puramente político más que por construcción ilegal”.

La medida es parte de la amenaza del alcalde de Al-Quds, Nir Barkat, de emitir más órdenes de demolición de casas de palestinos si los colonos evacúan el puesto ilegal de Amona, ubicado en el centro de la ocupada Cisjordania, destacó el activista.

Además de la ONU, las colonias israelíes son consideradas ilegales por la Unión Europea y muchos países porque los territorios fueron capturados por el régimen israelí en la Guerra de los Seis Días en el año 1967 y están, por lo tanto, sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben construir en territorios ocupados.

Se estima que alrededor de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y el este de Al-Quds (Jerusalén). También se calcula que unos mil 580 palestinos han sido desplazados desde principios de 2016, incluido 241 en el este de Al-Quds, como resultado de las demoliciones de sus casas en los territorios ocupados, en comparación con los 757 palestinos desplazados durante todo 2015, según los datos de la ONU.

Con información de HispanTV

JA

Artículos relacionados