Así actúa la Iglesia venezolana en favor del extremismo

Entre los enemigos declarados de la Revolución Bolivariana, se encuentra la alta jerarquía de la Iglesia Católica, a través de la Conferencia Episcopal Venezolana, y de individualidades que, lógicamente, no son reprendidas por sus declaraciones o actuaciones promoviendo la violencia en el país, con la finalidad de dar fin al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Mientras por un lado hablan de la paz y el amor entre hermanos a lo que llamó Jesucristo, por el otro bendicen a extremistas antes de que vayan a causar sus conocidos destrozos, los incitan a continuar en la senda violenta y llamar de manera abierta al derrocamiento y la insurrección.

A continuación, algunos ejemplos de cómo se pone de manifiesto la doble moral de la Iglesia en Venezuela, que actúa más como un partido político de oposición que como la casa de Dios.

Irinero Valbuena, párroco de Pampatar, en el estado Nueva Esparta (Isla de Margarita), convirtió una de sus misas –y el púlpito desde el cual hablaba- en una tribuna antigubernamental: después de cantar el himno nacional, junto a los feligreses presentes se dedicó a gritar la palabra “libertad”, como suelen hacer en tarimas los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática y sus seguidores.

https://twitter.com/claracardenasp/status/882951132234080257

Monseñor Antonio López Castillo, quien se ha caracterizado por dar discursos políticos durante actos religiosos, ha dicho cosas como que no cree en “el comunismo socialista fracasado” o ha hecho llamados a la guerra: “basta de pacifismo, es hora de que el pueblo reaccione”, dijo durante una asamblea en mayo pasado.

También se le llegó a ver “bendiciendo” a jóvenes “guarimberos” (extremistas que participan en las acciones violentas de calle) previo a las manifestaciones, trancazos y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del Estado, en su jurisdicción, en el estado Lara. A esos jóvenes les ha instado a que “sigan luchando por el país”.

Monseñor Antonio López Castillo

Igualmente en Barquisimeto, Lara, dos religiosos posaron sonrientes para una foto rodeados de estos extremistas, que además de tener sus rostros tapados, llevaban armamento en sus manos, cuyo uso ha causado decenas de muertes en los más de cien días de protestas promovidas por la MUD.

Barquisimeto, estado Lara

Un video publicado en redes sociales muestra el momento en el cual encapuchados, escuderos y demás miembros de las cuadrillas extremistas desfilan entre los feligreses en una iglesia venezolana, aupados por el grito de “libertad, libertad, libertad”.

En un acto que asemeja una entrega de armas como ofrenda en el referido recinto religioso, se muestra cómo desde la jerarquía eclesiástica se toma abiertamente partido en favor de la violencia. El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, lo resumió de esta forma: “Curas llamando a la violencia y Militares llamando a La Paz. Qué contrariedad”.

Como contraparte, el Papa Francisco ha insistido en el diálogo como vía para Venezuela, no solo poniendo una representación a participar en su nombre durante ese proceso, sino además en declaraciones continuas al ser consultado sobre la situación en Venezuela.

Sin embargo, la alta cúpula religiosa dentro del país parece no acatar las direcciones de su máxima autoridad, e incluso han llegado a cuestionar su posición, asegurando que él no sabe lo que realmente pasa.

Mientras tanto, esa actitud da más ímpetu a quienes llevan meses generando destrozos y muerte: están convencidos de que su “lucha” es bendecida por Dios, la virgen y todos sus santos.

JI

Presidente Maduro envía carta al Papa Francisco para que la oposición deje de usar niños en sus protestas

En VTActual tenemos toda la historia del atentado terrorista en Venezuela: Helicóptero abre fuego contra instituciones del Estado

Artículos relacionados