Tribunales neoyorkinos desbordados con denuncias de abuso infantil

Una nueva oleada de demandas por abuso infantil se espera en la ciudad de Nueva York, a raíz de las acusaciones en contra del magnate Jeffrey Epstein, quien ha desenmarañado una red de pedofilia con conexiones políticas y sociales.

La nueva Ley de Víctimas de Abuso Sexual Infantil en Nueva York, que elimina la prescripción del delito durante un año para que quienes fueron agredidos de niños puedan obtener justicia, hace que el Estado se prepare para recibir más de mil demandas. Sobre todo se esperan más víctimas de Epstein.

En su jornada de estreno, más de 85 personas presentaron a primera hora demandas contra la Iglesia católica, según los registros de la Corte Suprema neoyorquina. La mayoría acusó a sacerdotes de haber abusado sexualmente de ellos cuando eran niños y también a sus encubridores.

Una de las presuntas víctimas del pedófilo Epstein, ha presentado este miércoles una demanda contra el patrimonio y los cómplices del difunto millonario. Jennifer Araoz , quien dice haber sido violada por Epstein cuando tenía 15 años, es una de las decenas de personas que se ha amparado de la recién estrenada ley.

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, explicó este miércoles que la nueva legislación permite, entre otras cosas, que durante un año las víctimas puedan presentar una demanda de abuso sexual, sin importar su edad, contra un presunto criminal. La reforma legislativa busca “garantizar que los perpetradores rindan cuentas por sus acciones, independientemente de cuándo ocurrió el delito”.

El Estado se está preparando para recibir más de mil demandas. Los tribunales han asignado 45 jueces exclusivamente para manejar casos de la ley de víctimas infantiles, que se aprobó a comienzos de este año, pero entró en vigor este miércoles.

XC

Artículos relacionados