InicioDestacada7 personajes que marcaron los sucesos de aquel abril

7 personajes que marcaron los sucesos de aquel abril

El mes de abril del año 2002 las fuerzas de la derecha venezolana e internacional lograron derrocar por 48 horas al primer presidente socialista del país latinoamericano, Hugo Chávez.

Con apoyo abierto de potencias como EE.UU. y España, este golpe de Estado, que se cobró la vida de decenas de venezolanos, masacrados en las calles por francotiradores y policías, sólo pudo ser posible con la colaboración de personajes que entregaron en bandeja de plata al país.

Pero también hubo otros que defendieron a capa y espada la soberanía nacional y permitieron el rescate del hilo constitucional.

En VTActual repasamos esos 7 personajes inolvidables de aquel abril, que reescribieron la historia política nacional, que nunca más sería la misma.

7. Carlos Ortega

https://www.youtube.com/watch?v=-_pFmoQIhOs

Carlos Ortega era el presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), que hace 18 años era la más importante agrupación sindical de la nación suramericana. Era empleado de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), donde fungió durante años como el representante del partido al que pertenece: Acción Democrática (AD).

Su elección al frente de la CTV estuvo salpicada de mucha polémica, pues durante toda su trayectoria como sindicalista, fue señalado de actos de corrupción.  Durante el golpe del 11, 12 y 13 de abril, así como las semanas que lo precedieron, se unió a la cúpula empresarial nacional para gestarlo.

Fue el responsable aquella tarde del 11 de abril de dirigir la enorme masa opositora, que se congregaba en la antigua sede de Pdvsa Chuao, al Este de Caracas, hacia el Palacio de Miraflores, lo que terminó en una masacre a manos de francotiradores extranjeros y funcionarios de la Policía Metropolitana.

Actualmente vive en Perú, tras haberse fugado de la cárcel militar de Ramo Verde, donde pagaba una condena de 16 años por sus crímenes.

6. Guaicaipuro Lameda

Es un general retirado del Ejército venezolano.  Para abril de 2002, era el presidente de Pdvsa nombrado por el propio Chávez, quien públicamente afirmó que era «un hombre con un nivel de inteligencia, más allá de lo normal».

Fue una de las piezas mediáticas fundamentales del golpe de Estado contra Chávez. Junto a Carlos Ortega, Guicaipuro Lameda se encargó de allanar el camino ante la opinión pública nacional e internacional, que justificara el quiebre constitucional del país.

Educado como ingeniero electricista en una universidad de EE.UU. Lameda se convirtió en muy poco tiempo en un feroz opositor a la Revolución Bolivariana.

Pero su participación durante el golpe de Estado le rindió frutos, fugazmente.  Fue ministro de Minas del gobierno de facto de Pedro Carmona Estanga, durante un día.

Su paradero actual es desconocido, pero el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, denunció hace algunos años que Guaicaipuro Lameda cada día ingresaba en lancha a Falcón desde la isla de Aruba.

5. Carlos Molina Tamayo

Otro militar que estuvo implicado con el ala golpista. Molina Tamayo es contraalmirante de la Armada de Venezuela. Al igual que Lameda, Molina Tamayo fue formado también por EE.UU.  como Ingeniero y máster en Ingeniería Electrónica (con especialización en guerra electrónica y de Información) en la Naval Post Graduate School, Monterrey, California.

Estuvo comprometido en la llamada «masacre de El Silencio», la emboscada que sufrió el pueblo venezolano durante el 11 de abril en el centro de Caracas, y de la que después se pretendió culpar a Hugo Chávez.

Fue jefe de la Casa Militar durante la dictadura de Pedro Carmona Estanga. En la actualidad vive en Europa, pero no ha cesado en su empeño por subvertir el orden constitucional en Venezuela.

En febrero pasado, coordinó el intento de ingresar la supuesta «ayuda humanitaria» a Venezuela por parte del diputado Juan Guaidó. Afirma que la solución para Venezuela es la «injerencia humanitaria», es decir, la invasión por tropas militares extranjeras, justificada en este principio.

4. Pedro Carmona Estanga

Para abril de 2002, Pedro Carmona Estanga era el presidente de la organización patronal venezolana Fedecámaras, pero ya estaba ligado al sector petrolero con diversos cargos que ocupó en empresas privadas del sector petroquímico.

Junto a la CTV, la plana mayor de la antigua Pdvsa y los militares vendidos a la idea del derrocamiento del gobierno de Chávez, apoyó la llamada marcha de la «Gran Batalla» hacia el palacio de Gobierno el 11 de abril de 2002.

Gracias a su entrega a estos planes, fue reconocido como «presidente» de Venezuela por Estados Unidos, España y otros gobiernos alineados por Washington.

En un acto ilegal, se autoproclamó presidente y disolvió todos los Poderes Públicos del país con el llamado «decreto Carmona».  Fue capturado por las fuerzas militares leales al gobierno legítimo de Chávez, pero se fugaría de su arresto domiciliario rumbo a la embajada de Colombia, que le dio «asilo político».

Desde entonces vive libre en ese país, y hasta es profesor universitario.

3. Lucas Rincón Romero

Este general venezolano es muy polémico hasta la actualidad. Durante el golpe de Estado aseguró que el presidente había renunciado, algo que luego sería desmentido por el propio Hugo Chávez.

«Los miembros del Alto Mando Militar de la República Bolivariana de Venezuela deploran los lamentables acontecimientos sucedidos en la ciudad capital en el día de ayer. Ante tales hechos, se le solicitó al señor Presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó. Los integrantes del Alto Mando ponen sus cargos a la orden los cuales entregaremos a los oficiales que sean designados por las nuevas autoridades», dijo en esa oportunidad Lucas Rincón.

Y fue esta declaración la que utilizó Pedro Carmona Estanga y demás colaboradores, para justificar la conformación del gobierno dictatorial, arguyendo un «vacío de poder».

Chávez lo reemplazaría como ministro de Defensa por José Luis Prieto y desde 2006 es el embajador de Venezuela en Portugal.

Nunca pudo ser acusado de rebelión militar por su actuación en abril de 2002. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desestimó la causa en su contra.

2. Diosdado Cabello

Para ese entonces, Diosdado Cabello era el vicepresidente de Venezuela. Tuvo un papel protagónico en el restablecimiento del hilo constitucional, al asumir por unas horas el cargo de presidente de la República Bolivariana de Venezuela mientras Hugo Chávez era rescatado de su secuestro en la isla La Orchila.

Sería Cabello quien le entregaría de nuevo el cargo a Hugo Chávez el 13 de abril de 2002, cuando ingresó triunfante al palacio de Miraflores.

Actualmente es el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

Nunca se ha separado de las filas del chavismo, y es uno de los sancionados por el gobierno de EE.UU. que recientemente le puso precio a su cabeza por 10 millones de dólares, acusándolo de narcotráfico.

Es uno de los personajes más importantes del chavismo.

1. Hugo Chávez

Sin duda el personaje más importante, no sólo de aquel abril, sino de la historia política del siglo XXI de Venezuela.

Fue el eje y objetivo principal de toda la conspiración de abril de 2002, que se ganó por sus políticas de inclusión y distribución equitativa de la riqueza en una Venezuela, cuya cúpula militar y política gozaba de todos los privilegios.

Desafió todos los cánones políticos y económicos establecidos, y eso fue demasiado para el presidente republicano George Bush, quien necesitaba desesperadamente los recursos patrios para financiar su famosa «Guerra contra el terrorismo», que para la fecha ya había comenzado en Afganistán.

Fue derrocado por 48 horas y llevado, primero a la base naval de Turiamo, en el estado Aragua, desde donde escribió una carta dirigida al pueblo venezolano, en la que negaba haber renunciado.

Durante el golpe de Estado de abril de 2002, esta carta de Hugo Chávez sembraría la esperanza en miles de venezolanos, que salieron a las calles a defender el Gobierno Bolivariano y a exigir el regreso de Chávez.

Luego sería trasladado a La Orchila, donde permaneció secuestrado hasta que fue rescatado por una misión militar.

La principal causa del golpe de Estado en su contra, fue la búsqueda de Chávez de lograr la justicia social en un Estado plagado de colaboradores y miembros de los partidos políticos dominantes hasta su llegada, la llamada «guanábana»: AD y Copei.

https://www.youtube.com/watch?v=fj0Jr70vpGI

Es por ello que decide en noviembre de 2001, aprobar por la vía habilitante 49 leyes de justicia social, que irritaron a la derecha nacional, especialmente molestaron la ley de Tierras y Desarrollo Agrario, Pesca y Acuicultura y la de Hidrocarburos.

Esta última fue rechazada abiertamente por las transnacionales petroleras vinculadas a la Casa Blanca, el sector privado petrolero y la dirigencia de PDVSA.

Después de su regreso el 13 de abril, Chávez nunca más se iría de Miraflores, e inició un proceso de transformación profunda que aún sigue, y que cambió Venezuela para siempre.

Maya Monasterios Vitols/ VTActual.com

 

#VTgalería: Imágenes que hicieron irreversible la Revolución Bolivariana

LEE Más

spot_img