Un grupo de derechos con sede en Estados Unidos acusa a Israel de Apartheid

Un grupo de derechos humanos ha acusado al gobierno israelí de cometer crímenes de apartheid y persecución contra los palestinos en un nuevo informe publicado el martes.

En su informe, el grupo de defensa de los derechos humanos “Human Rights Watch”, con sede en Estados Unidos, ha afirmado que el término apartheid se ha utilizado generalmente en un sentido “descriptivo o comparativo” en relación con Israel y los territorios palestinos ocupados y como advertencia de lo que podría ocurrir si se mantienen las trayectorias actuales con respecto a los palestinos.

CNN

La CNN informó de que, tras décadas de advertencias, el informe afirma que ya se ha cruzado el “umbral” hacia un crimen contra la humanidad.

“El gobierno israelí ha demostrado su intención de mantener la dominación de los israelíes judíos sobre los palestinos en todo Israel y en el territorio palestino ocupado”, dice el informe.

“Esa intención se ha unido a la opresión sistemática de los palestinos y a los actos inhumanos cometidos contra ellos. Cuando estos tres elementos se dan juntos, equivalen al crimen de apartheid“, se lee.

Star Wars

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel calificó el informe de “ficción” y dijo que las afirmaciones eran “absurdas y falsas”: “Se sabe que Human Rights Watch tiene una agenda antiisraelí desde hace mucho tiempo, buscando activamente durante años promover el boicot contra Israel. Este informe es una parte más de la campaña en curso de la organización… sin ninguna conexión con los hechos o la realidad sobre el terreno“, dijo el ministerio en un comunicado.

La CNN informó además de que HRW dijo que el informe pretendía comparar la ley israelí y la política del gobierno con las normas legales que rigen los delitos de apartheid y persecución.

La publicación del informe se produce tres meses después de una publicación similar de la organización israelí de derechos humanos B’Tselem, que también acusaba a Israel de convertirse en un “régimen de apartheid”, argumentando que la visión tradicional de Israel como una democracia que convive con una ocupación temporal israelí en los territorios “impuesta a unos cinco millones de súbditos palestinos… se ha alejado de la realidad”, después de que la Corte Penal Internacional de La Haya anunciara que estaba llevando a cabo una investigación de crímenes de guerra contra Israel centrada, entre otras cosas, en las actividades de asentamiento de Israel en Cisjordania.

HRW afirma que sus conclusiones significan que la CPI debe seguir adelante e “investigar y procesar a las personas implicadas de forma creíble” en el apartheid y la persecución.

Más de 50 años

Según la CNN, Israel capturó Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza durante una guerra con sus vecinos árabes en 1967. La mayor parte de la comunidad internacional considera los tres territorios como territorio palestino ocupado y toda la construcción de asentamientos en ellos como ilegal según el derecho internacional.

Israel rechaza estas calificaciones, citando las reivindicaciones bíblicas sobre la tierra y el ambiguo estatus que tenían bajo el anterior control jordano y egipcio.

La CNN informó además de que los Acuerdos de Oslo, firmados en la década de 1990, que otorgaban una autonomía limitada a los palestinos de Gaza y partes de Cisjordania, pretendían allanar el camino para una resolución definitiva del conflicto antes del cambio de siglo. Más de 25 años después, no hay indicios de la tan cacareada solución de los dos Estados, en la que un Estado palestino independiente conviviría con Israel.

El grupo de defensa afirmó además que el proceso de paz, frase que pone entre comillas en el informe, es utilizado como una cortina de humo por Israel y sus partidarios “para oponerse a los esfuerzos de acción internacional basada en los derechos o de rendición de cuentas y como cobertura para el arraigado gobierno discriminatorio de Israel sobre los palestinos en los TPO”.

“Voces prominentes han advertido durante años que el apartheid acecha a la vuelta de la esquina si la trayectoria del gobierno de Israel sobre los palestinos no cambia”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch citado por CNN. “El término apartheid se originó en Sudáfrica, donde definió un sistema de segregación racial y “desarrollo separado” que funcionó entre 1948 y 1994, y que fue diseñado para confinar a los no blancos en “bantustanes autónomos”, despojándolos de su ciudadanía y colocándolos bajo la administración de regímenes títeres.

Israel rechaza las comparaciones con la Sudáfrica de la época del apartheid, argumentando que pasa por alto la complejidad de la situación con los palestinos y no tiene en cuenta las amenazas a la seguridad.

“El propósito de este informe espurio no está en absoluto relacionado con los derechos humanos, sino con un intento continuo de HRW de socavar el derecho del Estado de Israel a existir como Estado-nación del pueblo judío”, declaró el ministro de Asuntos Estratégicos, Michael Biton.

¿Responsables?

Según la CNN, el primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohammad Shtayyeh, acogió con satisfacción el informe y dijo que era hora de que la comunidad internacional asumiera sus responsabilidades.

“La situación tradicional, en la que muchos países de todo el mundo anuncian su posición contra la ocupación sin sanciones reales y sin revisar sus relaciones y acuerdos con Israel en las diferentes relaciones diplomáticas, culturales y comerciales, no puede ni debe continuar”, dijo en un comunicado.

Artículos relacionados