UE fuera de las expectativas del Reino de España

La falta de un esquema europeo que haga frente al recrudecimiento de la migración en las costas españolas impulsó al Gobierno del Reino de España a endurecer su política migratoria, expresada en la negativa al zarpe de buques dedicados al rescate de migrantes.

En el 2018 se se duplicó número de migrantes que llegan a España

La medida busca intensificar la presión a la Unión Europea (UE) “para que se vuelque con Marruecos”, el vecino al sur de España de donde parten la mayoría de los migrantes, en un contexto en el que la migración es un tema importante en el debate electoral español.

Fuentes del Ministerio del Interior citadas por el diario “El País” de Madrid resaltan que la presión migratoria sobre el Reino de España “es enorme y en el Mediterráneo central (Italia) no se están aplicando las reglas. Necesitamos una solución duradera para todos”.

La migración ilegal hacia Europa el año pasado se ubicó en su nivel más bajo en cinco años, mientras ha habido un aumento en el número de migrantes que llegan a España a través de la ruta del Mediterráneo occidental, desde Marruecos. La cifra se duplicó el año pasado por segundo año consecutivo a 57.000 ilegales.

En 2018 aproximadamente 150.000 personas ingresaron a la UE a través de cruces irregulares, según la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas. El número representa el total más bajo desde 2013.

YBV

Artículos relacionados