Turquía presiona y pide justicia para Khashoggi

Turquía presiona y pide justicia para Khashoggi

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, exigió este viernes que Arabia Saudita extradite a las 18 personas detenidas por el asesinato del periodista disidente, Jamal Khashoggi -hecho ocurrido el pasado 2 de octubre en el consulado del país árabe ubicado en Estambul- para que puedan ser juzgadas por tribunales turcos.

“Si Arabia Saudita quiere lavar esta mancha, que entregue a estas 18 personas a Turquía y las juzgaremos”, expresó Erdogan, al tiempo que adelantó que el fiscal jefe que dirige la investigación del caso en Riad llegará a Estambul el domingo para continuar con las indagaciones, luego de que las autoridades hallaran rastros del ADN del periodista en un pozo situado en la residencia del cónsul saudí.

Algunos rumores no confirmados sitúan allí los restos del cadáver. La policía turca ha pedido que el pozo sea drenado para poder investigar el lugar en profundidad pero, hasta el momento, el consulado saudí no lo ha autorizado.

Turquía ha tomado declaraciones de 38 empleados del consulado por el caso, mientras que otros cinco empleados siguen en la lista de posibles interrogados.

Asimismo, el Jefe de Estado turco invitó a las autoridades saudíes a revelar el paradero del cuerpo de Khashoggi, así como a indicar quién fue el colaborador de los asesinos en Turquía, que supuestamente se hizo cargo del cadáver.

Las exigencias de Erdogan no son descabelladas. A pesar de que la Convención de Viena ampara a los diplomáticos saudíes, no los exime de cumplir las leyes del país anfitrión. El texto del tratado internacional es muy claro y exige que consulados o embajadas no sean utilizados para propósitos fuera de los establecidos.

ARG

Khashoggi pesa sobre la corona saudí

Artículos relacionados