InicioActualidadConoce las ventajas de tratar una enfermedad con el cannabis

Conoce las ventajas de tratar una enfermedad con el cannabis

Comencemos por entender que tratar una enfermedad con el cannabis es más un asunto información que de carga moral social ante el consumo. Por eso se ha diversificado la forma en que se accede a las semillas de la planta para su la incorporación de la misma en un tratamiento doméstico pero serio. 

Es un tema extenso y a veces parase complejo por los dogmas que lo circundan, no obstante se ha conseguido con el desarrollo de la botánica métodos sencillos para cultivar las mejores especies, como es el caso de: gorilla cookies auto con propiedades únicas en su especie.

Tratar una enfermedad con el cannabis

Según los Institutos Internacionales de Salud, la gente ha utilizado la marihuana, o el cannabis, para tratar sus dolencias durante al menos 3.000 años. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en Inglés) no ha considerado que el cannabis sea seguro o eficaz en el tratamiento de ninguna condición médica, aunque el cannabidiol, una sustancia que está presente en el cannabis, recibió la aprobación en junio de 2018 como tratamiento para algunos tipos de epilepsia.

El cannabis está cada vez más legalizado en el mundo, pero ¿es seguro?

Esta tensión, entre la creencia generalizada de que el cannabis es un tratamiento eficaz para un amplio abanico de dolencias y la falta de conocimiento científico sobre sus efectos, se ha visto un tanto exacerbada en los últimos tiempos por el impulso a la legalización.

Un estudio reciente, publicado en la revista Addiction, ha revelado también que el consumo de cannabis está aumentando considerablemente en los Estados Unidos, aunque este aumento puede no estar relacionado con la legalización del cannabis en los estados participantes. 

En este artículo, examinamos las pruebas científicas que sopesan los beneficios médicos de tratar una enfermedad con el cannabis

¿Cuáles son los beneficios médicos del cannabis?

A lo largo de los años, las investigaciones han arrojado resultados que sugieren que el cannabis puede ser beneficioso para el tratamiento de algunas afecciones.

Dolor crónico

El año pasado, una amplia revisión por parte de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina para la OMS evaluó más de 10.000 estudios científicos sobre los beneficios médicos y los efectos adversos del cannabis.

Un área que el informe examinó detenidamente fue el uso del cannabis medicinal para tratar el dolor crónico. El dolor crónico es una de las principales causas de discapacidad, que afecta a más de 25 millones de adultos solo en los Estados Unidos.

La verificación descubrió que el cannabis, o los productos que contienen cannabinoides como la variante gorilla cookies auto – que son los ingredientes activos del cannabis, u otros compuestos que actúan sobre los mismos receptores del cerebro que el cannabis – son eficaces para aliviar el dolor crónico.

Alcoholismo y drogadicción

Otra comprobación exhaustiva de las pruebas, publicada el año pasado en la revista Clinical Psychology Review, reveló que el consumo de cannabis puede ayudar a las personas con dependencia del alcohol o de los opiáceos a combatir sus adicciones.

Depresión, trastorno de estrés postraumático y ansiedad social

La revisión publicada en Clinical Psychology Review evaluó toda la literatura científica publicada que investigaba la utilización del cannabis para tratar síntomas de enfermedades mentales.

Las pruebas obtenidas hasta la fecha sugieren que el cannabis podría ayudar a tratar algunas enfermedades mentales.

Sus autores encontraron algunas pruebas que apoyan el uso del cannabis para aliviar los síntomas de la depresión y el trastorno de estrés postraumático.

Dicho esto, advierten que el cannabis no es un tratamiento adecuado para otras enfermedades mentales, como el trastorno bipolar y la psicosis.

El estudio indica que hay algunas pruebas que recomiendan que el cannabis podría aliviar los síntomas de la ansiedad social, pero una vez más, esto se contradice con la comprobación de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos, que, en cambio, encontró que los consumidores habituales de cannabis pueden tener un mayor riesgo de ansiedad social.

Cáncer

Las pruebas sugieren que los cannabinoides orales son eficaces contra las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, y algunos estudios pequeños han encontrado que el cannabis fumado también puede ayudar a aliviar estos síntomas.

Algunos estudios sobre células cancerosas proponen que los cannabinoides pueden ralentizar el crecimiento o eliminar algunos tipos de cáncer. Sin embargo, los primeros estudios de Trusted Source INC que probaron esta hipótesis en humanos revelaron que, aunque los cannabinoides son un tratamiento seguro, no son necesariamente eficaces para controlar o curar el cáncer.

Esclerosis múltiple

El uso a corto plazo de cannabinoides orales puede mejorar los síntomas de espasticidad entre las personas con esclerosis múltiple, pero se ha comprobado que los efectos positivos son modestos.

Epilepsia

En junio de 2018, la FDA y algunos institutos Europeos aprobaron el empleo confiable de un medicamento que contiene cannabidiol (CBD) para tratar dos tipos raros, graves y específicos de epilepsia – llamados síndrome de Lennox-Gastaut y síndrome de Dravet – que son difíciles de controlar con otros tipos de medicamentos. Este medicamento basado en el CBD se conoce como Epidiolex.

El CBD es una de las muchas sustancias que contiene el cannabis. No es psicoactivo. El fármaco para tratar estas afecciones consiste en una forma purificada de CBD. La aprobación se basó en los resultados de investigaciones y ensayos clínicos.

Un estudio publicado en 2017 encontró que el empleo de CBD resultó en muchas menos convulsiones entre los niños con síndrome de Dravet, en comparación con un placebo.

  • La investigación indica que el cannabis podría ayudar a tratar la epilepsia.

Investigadores descubrieron que los niños que recibieron la solución de CBD pasaron de tener unas 12 convulsiones al mes a una media de seis. Tres niños que recibieron CBD no experimentaron ninguna convulsión.

Los niños que recibieron el placebo también vieron una reducción de las convulsiones, pero esta fue leve: su número medio de convulsiones bajó de 15 al mes antes del estudio a 14 convulsiones al mes durante el estudio.

  • Los investigadores afirman que esta reducción del 39% en la aparición de convulsiones constituye una prueba fehaciente de que el compuesto puede ayudar a las personas que padecen el síndrome de Dravet, y que su artículo contiene los primeros datos científicos rigurosos que lo demuestran.

Sin embargo, el estudio también encontró un alto índice de efectos secundarios relacionados con el CBD. Más de 9 de cada 10 niños tratados con CBD experimentaron efectos secundarios, sobre todo vómitos, fatiga y fiebre.

Entonces, ¿tratar una enfermedad con el cannabis es bueno o malo para la salud?

Hay pruebas que demuestran tanto los daños como los beneficios para la salud del cannabis. Sin embargo, a pesar de que en los últimos dos años han aparecido revisiones muy completas y actualizadas de los estudios científicos que evalúan los beneficios y los daños de la droga, está claro que se necesita más investigación para determinar plenamente las implicaciones para la salud pública del creciente consumo de cannabis.

  • Se necesita más investigación para confirmar los daños y los beneficios del consumo de cannabis.

LEE Más

spot_img