Suicidas no dan tregua al llamado de paz en Kabul

Al menos 14 personas murieron en un atentado suicida perpetrado en Kabul, capital de Afganistan, cerca de una gran carpa donde se desarrollaba un encuentro de clérigos islámicos para condenar el terrorismo y hacer un llamado a la paz.

“Hubo un ataque suicida contra el distrito PD5 donde una reunión de ulemas acababa de terminar. El ataque se produjo en el exterior cuando los participantes estaban saliendo del lugar”, dijo el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

El atentado ocurrió después de que los clérigos emitieran una oración donde resaltaron que la guerra en cualquiera de sus formas es ilegal según la sharia (ley islámica) y no es más que derramar la sangre de los musulmanes.

“Los ataques suicidas con bomba, la división, la insurgencia, los distintos tipos de corrupción, el robo, el secuestro y cualquier tipo de violencia, son considerados grandes pecados en el Islam y van contra el orden de Dios”, dijeron.

Los clérigos reiteraron que la matanza de musulmanes es ‘haram’ (prohibida) e ilegítima y exigieron a los talibán que acepten la oferta de paz “incondicional” formulada por el Gobierno afgano.

Los últimos meses la violencia se ha agudizado exponencialmente. De momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del atentado.

Hace un mes, 58 personas murieron y 112 resultaron heridas en las inmediaciones de un colegio electoral en Kabul por un atentado suicida.

ER

Artículos relacionados