Sergio Moro pasó por la sala de interrogatorios en proceso abierto a Bolsonaro

Sergio Moro pasó por la sala de interrogatorios en proceso abierto a Bolsonaro / Foto: VTactual

La investigación autorizada por el Supremo contra el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, por presunta interferencia política en la Policía Federal inició con un interrogatorio de ocho horas al exministro de Justicia Sergio Moro este sábado.

Moro, cuya renuncia a la cartera generó una crisis política en Brasil, prestó declaración en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, justo en la ciudad donde lideró las investigaciones de la operación Lava Jato con la que encarceló a empresarios y políticos, la cruzada que utilizó como excusa para interferir con la candidatura de Lula da Silva.

Sergio Moro pasó por la sala de interrogatorios en proceso abierto a Bolsonaro
El exministro de Justicia brasileño Sergio Moro / Foto: Cortesía

Esta vez respondió a las preguntas de los agentes en torno a las graves acusaciones que lanzó contra el Jefe de Estado, en presencia de tres procuradores designados por el fiscal general, Augusto Aras.

Confrontación por una destitución

Cabe recordar que el antiguo magistrado dimitió del Ejecutivo después de conocer la decisión de Bolsonaro de destituir a Mauricio Valeixo, entonces director de la Policía Federal, por razones desconocidas, aunque se sabe que el cuerpo de seguridad investiga a dos de los hijos del presidente brasileño.

Ello generó la apertura de una investigación autorizada por la Corte Suprema para esclarecer su veracidad, en cuyo caso Bolsonaro pudiera haber incurrido en delitos como coacción, prevaricación u obstrucción a la Justicia. Aunque si no se comprueban sus denuncias, el exministro podría terminar acusado de “calumnia”.

No obstante, Moro aseguró en una entrevista a la revista Veja divulgada el viernes que posee pruebas que incriminarían al gobernante y que las presentará a la Justicia. Mientras tanto, Bolsonaro niega vehemente las acusaciones y descalifica a su exfuncionario tachándole de “judas”.

Conflicto de intereses

Lo cierto es que Bolsonaro nombró como nuevo jefe de la Policía Federal al director de los servicios secretos, Alexandre Ramagem, amigo de su familia y especialmente de sus hijos Flavio y Carlos, como nuevo director del cuerpo policial nacional. Sin embargo, el juez Alexandre de Moraes, también del Supremo, anuló el nombramiento por la proximidad del propuesto con el llamado “clan Bolsonaro”.

La Policía Federal conduce una investigación por la diseminación en redes sociales de noticias falsas disparadas por grupos vinculados al concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro.

También adelanta otra causa contra el senador Flavio Bolsonaro por blanqueo de capitales en su etapa como diputado de Río.

FF/VTactual.com

Brasil se prepara para un repunte de los decesos por la pandemia

Artículos relacionados