Los rusos y la oposición desgastan intervención militar de EEUU a Venezuela

Estados Unidos sigue explorando “todas las opciones” para el tema de la crisis venezolana, para lo cual nunca han cerrado la posibilidad de una intervención armada. Los pronunciamientos de sus funcionarios, desde el mismo presidente hasta voceros anónimos, rayan en lo obsesivo y se multiplican con el paso del tiempo. Pero esa iniciativa de momento no cuenta con el apoyo de ningún otro país en el mundo, y como lo ha evidenciado el presidente ruso, Vladimir Putin, ni sus aliados se anotan en esa aventura.

Rusia se presenta como uno de los aliados más firmes de Venezuela en momentos en que enfrenta un bloqueo económico y que muchos de sus vecinos desconocen al actual gobierno legítimo. En tal sentido, califica los empeños de Washington por intervenir militarmente en el país caribeño, como “un desastre” que no consigue el apoyo de los aliados de EEUU.

Putin sostiene que sería un desastre una intervención militar como la que pretende EEUU contra Venezuela.

Putin desmintió que los especialistas técnicos rusos se hayan retirado de Venezuela, como afirmó sin sustento el presidente de EEUU, y confirmó que Moscú continuará apoyando a Venezuela con equipos militares, ya que existe un contrato entre los dos países. El mandatario ruso descartó instalar una base militar en tierras venezolanas, como sugieren medios estadounidenses.

Planes fallidos en Venezuela

La principal piedra de tranca que ha tenido Estados Unidos para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, es la poca eficiencia que el liderazgo opositor ha tenido para tales fines. El constante apoyo con sus consecuentes fracasos, son motivo de profunda indignación para Washington. La prueba de ello son las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos (EEUU), Mike Pompeo, quien admitió las debilidades de la oposición venezolana.

Pompeo admite la dificultad que tiene el gobierno de EEUU para manejar a la oposición venezolana en su empeño por tumbar a Nicolás Maduro.

«Nuestro dilema, que es mantener a la oposición (venezolana) unida, ha resultado ser tremendamente difícil», en un audio obtenido por The Washington Post. «En el momento en que (Nicolás) Maduro se vaya, todos levantarán la mano y dirán: ‘Elígeme, soy el próximo presidente de Venezuela'», reveló el político estadounidense.

RB

Artículos relacionados