Reino de España saca su garra ante independentistas catalanes

El Gobierno del presidente español Pedro Sánchez acusó a los independentistas catalanes de rechazar su última y controversial propuesta de diálogo, dejando en suspenso las discusiones que buscaban solventar una crisis política que se remonta a la tentativa secesionista del año 2017.

El cese de las conversaciones se produce en vísperas de una manifestación convocada por la derecha en Madrid contra Sánchez y su política de apaciguamiento en Cataluña, y pocos días del inicio de un histórico juicio contra los dirigentes catalanes que impulsaron la frustrada secesión.

Sánchez había aceptado esta semana que participara un “relator” independiente en respuesta a los pedidos de los independentistas de una mediación internacional entre el Gobierno Central y el Ejecutivo regional catalán, lo que causó un fuerte rechazo de la derecha.

Sánchez llegó al poder en junio con el apoyo de una coalición integrada entre otros por los independentistas catalanes, quienes fueron atraídos por su promesa de retomar el diálogo sobre sus aspiraciones separatistas.

Tras la ruptura de las conversaciones y el fuerte repudio de la oposición de derecha el Gobierno Central afronta un más que probable rechazo a la aprobación de los presupuestos en el Parlamento, lo que obligaría a convocar elecciones anticipadas antes del fin de la Legislatura en el 2020.

YBV

Artículos relacionados