InicioInternacionalesProtestas en Bruselas y Madrid contra la Cumbre extraordinaria de la OTAN

Protestas en Bruselas y Madrid contra la Cumbre extraordinaria de la OTAN

Este 24 y 25 de mayo se celebrará en Bruselas la Cumbre de la OTAN: la primera a la que asiste Trump como representante de la potencia hegemónica. En esta Cumbre se aprobará el despliegue reforzado de tropas en las inmediaciones de las fronteras rusas; se exigirá a los países miembros el incremento de los presupuestos de defensa al 2% del PIB -en tiempos de una profunda crisis social- y se decidirá el despliegue de armas nucleares modernizadas y de sistemas de misiles y antimisiles que persiguen neutralizar una posible respuesta rusa a un primer ataque nuclear de EE.UU.

Todo ello se produce en un contexto de creciente intervencionismo euroatlántico en Oriente próximo, en Corea, en Latinoamérica y en África. La OTAN se revela como su principal instrumento de guerra en expansión, incorporando como socios a Australia, Colombia o a la entidad sionista de Israel.

Los medios de comunicación de masas occidentales se han convertido en auténticos agentes de la guerra, elaborando las matrices de opinión que reclaman y justifican las intervenciones que demanda el gran capital trasnacional.

La crudeza de la guerra de Siria (como un eslabón más del proyecto geopolítico de reordenación del Medio Oriente Ampliado a la medida de los intereses corporativos euroatlánticos), la permanente amenaza de intervención en Venezuela (con el pretexto de una crisis humanitaria deliberadamente construida) y la escalada de las provocaciones a Rusia y China crean una situación de riesgo catastrófico a escala planetaria.

La guerra imperialista global es la única salida que tiene el capitalismo en plena crisis sistémica. Existe un vínculo directo entre el sufrimiento de los pueblos objeto de la injerencia imperial y el brutal retroceso en las condiciones de vida de la mayoría de nuestro pueblo, ambas son manifestaciones del mismo proceso de ajuste del que somos víctimas. Permitir nuestro despojo en la retaguardia es, por lo tanto, consentir sus crímenes en el frente de guerra.

Es por ello, que las organizaciones «Contra la OTAN y la Guerra» se suman al llamamiento de la red internacional “No to war – No to NATO” y a las movilizaciones en todo el mundo para decir NO a la criminal política bélica de los gobiernos de los países miembros de la OTAN y para exigir la definitiva disolución de este instrumento de muerte.

Con la concentración las organizaciones buscan denunciar la traición a la soberanía que supone la pertenencia al bloque militar hegemónico y la presencia de bases militares extranjeras en su territorio.

«Nuestro gobierno nos ha convertido no sólo en cómplices sino en protagonistas de las agresiones militares que se extienden por todo el planeta y que colocan a nuestro pueblo en riesgo extremo de represalias militares. Además, para la expansión de la guerra se dedican inmensos recursos económicos mientras se producen salvajes recortes en las prestaciones sociales. Es nuestro deber y responsabilidad no permanecer indiferentes ante esta Cumbre de la OTAN que supondrá un nuevo paso en la escalada belicista», aseguraron.

La concentración tendrá lugar en Madrid, frente al Ministerio de Asuntos Exteriores (Plaza de la Provincia nº1), el jueves 25 de mayo, a las 20 horas.

BD

LEE Más

spot_img