Reino español aprueba el trabajo sexual, pero no su organización

Este miércoles, el gobierno del reino de español dio a conocer su decisión de impugnar y rechazar el primer sindicato de trabajadores sexuales en el país, luego de que la administración aprobara en el pasado mes de agosto su registro.

Esta acción constituye una fuerte contrariedad de un gobierno socialista, que se ha definido como feminista, a tal punto, que está integrado en su mayoría por mujeres, además, de promover los principios de la igual y equidad de género.

Actualmente, en el reino de España, no existen sanciones contra quienes ofrezcan servicios sexuales a cambio de dinero, lo ha sido visto como una posición de doble rasero por parte de las autoridades. Sin embargo, el gobierno se ha opuesto a esta iniciativa, alegando que el aprobar la constitución de ésta organización es darle cabida legal al proxenetismo.

A través de un comunicado, el ministerio de Trabajo español, precisó que se ha iniciado un proceso para impugnar el registro oficial de esta organización “por cuestiones de fondo”.


“La prostitución no es legal en España, y este Gobierno no puede admitir que bajo el subterfugio de un sindicato de trabajadores y trabajadoras del sexo se dé cabida a la prostitución” señala parte del texto.

YR

Mayell, la coreografía de un asesino

Artículos relacionados