Una portada de The New York Times personaliza la tragedia del Covid-19 en EE.UU.

Una portada de The New York Times personaliza la tragedia del Covid-19 en EE.UU. / Foto: VTactual

Por primera vez en 40 años, la portada del periódico The New York Times se publicó sin imágenes, pero concentra este domingo mucho significado, mucho simbolismo, a decir de sus editores.

Una portada de The New York Times personaliza la tragedia del Covid-19 en EE.UU.
La portada dominical de The New York Times / Foto: Cortesía

Debido a la explosión del número de muertes por Covid-19 en EE.UU., que se acerca a las 100 mil víctimas, el rotativo neoyorquino decidió rendir homenaje a quienes han perecido por la enfermedad al publicar sus nombres en la portada dominical, bajo una frase contundente: “Una pérdida incalculable” y el subtítulo “No eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros”.

Y aunque sólo son mil nombres, apenas 1% de total de decesos, de entre los escogidos se tomaron unos pocos detalles personales a partir de los obituarios. La editora asistente de gráficos del diario, Simone Landon, dirigió al equipo de investigadores que cotejó las esquelas de cientos de periódicos de EE.UU.

Una portada de The New York Times personaliza la tragedia del Covid-19 en EE.UU.
/ Foto: Cortesía

Personalizando la tragedia

Con este gesto la redacción intentó personalizar la tragedia, ya que los números constantemente reportados hacen imposible evaluar el impacto real de la pandemia”, dijo Landon. Efectivamente, en medio del brote viral, y entre el bombardeo de cifras de contagios y muertes, se pierden las historias de cada uno de los afectados y toman importancia la economía, las ganancias, las diatribas políticas en función de la reapertura y hasta los liderazgos, bien sean negativos o positivos.

Una portada de The New York Times personaliza la tragedia del Covid-19 en EE.UU.
/ Foto: Cortesía

En tal sentido, el homenaje permite conocer vidas como la de Samuel Hargress Jr. de 84 años,  dueño del local de jazz Paris Blues de Nueva York; o la de Mike Field, de 59 años, un trabajador de emergencia que acudió a ayudar en los atentados de 11 de septiembre de 2001.

También está Mary Santiago, de 44 años, una madre de Illinois; o April Dunn, de 33 años, defensora de los derechos de los discapacitados de Louisiana.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, la cifra de muertes de EE.UU. supera las 97 mil, mientras que los casos confirmados en el país sobrepasan el millón 622 mil contagiados.

FF/VTactual.com

Fake News «galardonadas» por Trump

Artículos relacionados