OTAN: Una cumbre y dos versiones

Luego de dos días de reuniones entre los líderes de los 29 países miembros del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas, Bélgica, hay dos versiones: La primera, anunciada por el presidente Donald Trump, es que se duplicará la inversión militar y la segunda, respaldada por el Secretario General del ente y el resto de presidentes, es que se mantendrá el plan inicial de invertir el 2% del PIB para el año 2024.

Aunque las interpretaciones son contradictorias, lo cierto es que el mandamás de la Casa Blanca manejó la Cumbre de la OTAN a su antojo. Marcó la agenda, obligó a interrumpir las reuniones para volver sobre otros temas y desconcertó a sus socios que se veían amenazados por la mañana y más o menos felicitados por la tarde.

En una rueda de prensa no prevista, Trump aseguró que los aliados ­aceptaron aumentar su gasto en defensa más rápidamente para llegar al objetivo de 2% del PIB en pocos años.

“Fue duro durante un rato y al final todo salió bien. Van a pagar mucho más dinero que el que nunca han pagado. Ahora tenemos una OTAN más fuerte y poderosa, mucho más que hace dos días”, dijo.

Durante el debate acusó especialmente a Alemania, pero también a España y Bélgica, por no gastar suficiente en defensa.

También calificó como «muy inadecuado» que Alemania compre gas y petróleo rusos, convirtiéndose, según el mandatario, en «una prisionera» de Moscú. Que Berlín page miles y miles de millones de dólares al año a Rusia es una cosa muy mala para la OTAN», consideró Trump.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de abandonar el organismo ante una negativa del aumento del gasto militar señaló que “eso es innecesario”.

El plan continúa igual

A pesar de lo dicho por Trump, el resto de líderes de los países miembros pusieron en duda estos supuestos compromisos –que no aparecen en la declaración final– y se limitaron a dar su apoyo al objetivo marcado en la cumbre de Gales del 2014 de llegar en una década al 2% de su PIB en inversión militar.

El presidente francés, Emmanuel Macron, rechazó la afirmación de Trump. “Hay un comunicado publicado ayer. Es muy detallado y confirma la meta de 2% para 2024”, dijo.

Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que hubo un claro compromiso con la OTAN por parte de todos y que se dejó claro que están en el camino de cumplir con el acuerdo para el año 2024.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, tampoco corroboró los supuestos aumentos que el presidente norteamericano dijo que se habían fijado.

Reconoció que el debate fue duro pero el hecho de que haya posturas diferentes “no es un problema” siempre y cuando se logren tomar decisiones.

Por otra parte, insistió en que Georgia se unirá algún día al grupo a pesar de las ambiciones independentistas de algunas zonas de la exrepública soviética.

La alianza de 29 naciones miembros de la OTAN respalda la integridad territorial de Georgia, incluyendo su soberanía sobre las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.​

ER

7 amenazas de la OTAN en Colombia

Artículos relacionados