La nueva inyección de Covid-19 de Janssen neutraliza la variante Delta, según expertos

La nueva inyección de Covid-19 de Janssen neutraliza la variante Delta, según expertos

Johnson & Johnson afirma que los receptores de su vacuna produjeron fuertes anticuerpos neutralizantes en el transcurso de al menos ocho meses contra todas las variantes, incluida la Delta.Los científicos y algunos fabricantes de vacunas han estado elaborando versiones actualizadas de sus vacunas para atacar directamente las variantes emergentes.

Los resultados que J&J reveló el jueves proceden de dos estudios

Johnson & Johnson afirmó que su vacuna contra el coronavirus de una sola dosis neutraliza la variante Delta, de rápida propagación, y proporciona una protección duradera contra la infección en general.

La compañía dijo en un comunicado el jueves que los receptores de su vacuna produjeron fuertes anticuerpos neutralizantes en el transcurso de al menos ocho meses contra todas las variantes, incluida la Delta, que se vio por primera vez en la India y se ha ido extendiendo por todo el mundo.

Se espera que Delta se convierta en la cepa dominante en Estados Unidos en las próximas semanas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La inyección de J&J proporciona menos protección inicial que las vacunas de ARN mensajero de Pfizer y Moderna, y los expertos han debatido si algunas personas podrían necesitar vacunas de refuerzo para mantener el virus a raya a largo plazo.

“Estamos muy contentos, en realidad, y confiamos en que no sea necesario el refuerzo por el momento y que estemos protegidos contra las diferentes cepas”, dijo Johan Van Hoof, jefe global de enfermedades infecciosas y vacunas de J&J, en una entrevista.

La vacuna neutralizó la variante Delta a los 29 días de la primera dosis, y la protección maduró y mejoró con el tiempo, según la empresa.

Con los últimos datos en la mano, Van Hoof dijo que J&J no cree que las personas que han recibido su vacuna deban necesitar un refuerzo en el plazo de un año después de haberla recibido. “Y si se necesita un refuerzo”, dijo, “no creemos que tengamos que cambiar la formulación”.

Los científicos y algunos fabricantes de vacunas han estado elaborando versiones actualizadas de sus vacunas para atacar directamente las variantes emergentes, que han demostrado ser significativamente más transmisibles que el virus original que surgió por primera vez en Wuhan, China, a finales de 2019.

La continua evolución del patógeno, sin embargo, está creando un objetivo en constante movimiento, lo que lleva a algunos a evaluar si las dosis adicionales de las inmunizaciones existentes pueden proporcionar más protección.

Los hallazgos que J&J reveló el jueves provienen de dos estudios.

La empresa evaluó las muestras de sangre de ocho participantes en su ensayo clínico de última fase de la vacuna para evaluar los anticuerpos neutralizantes producidos contra la variante Delta.

Dan Barouch, del Centro Médico Beth Israel Deaconess, evaluó la durabilidad de la respuesta inmunitaria en 20 participantes de un estudio sobre la vacuna en su fase inicial.

Según la empresa, se publicarán resultados más sólidos en bioRxiv, un depósito de investigación en línea.

Régimen de dos inyecciones

Los datos publicados por la empresa mostraron que los recuentos de anticuerpos, conocidos como títulos, fueron sustancialmente mayores en respuesta a la variante Delta que a la variante beta detectada por primera vez en Sudáfrica.

J&J dijo que se sabe que una segunda dosis de su vacuna aumenta el recuento de anticuerpos de una persona.

La empresa tiene previsto presentar a finales de agosto los datos de eficacia de un ensayo en fase avanzada de un régimen de dos inyecciones, dijo Van Hoof.

La empresa también está estudiando la capacidad de su vacuna para crear células T, otro indicador de su poder protector. Según Van Hoof, la vacuna produjo una creciente inmunidad de las células T contra el virus y sus variantes durante ocho meses.

  • La inyección de J&J ha tenido dificultades para conseguir una amplia tracción en medio de problemas de producción y tras una breve pausa en su uso mientras los reguladores investigaban los informes de que algunas personas sufrían peligrosos coágulos de sangre después de recibirla. La pausa se levantó después de 10 días el 23 de abril.

Artículos relacionados