Aunque no es una gran noticia para el mundo, así actúan las fuerzas de seguridad colombianas

La actuación de las fuerzas de seguridad colombianas no ocupa las primeras planas de los grandes medios del mundo, aunque este viernes 9 de junio, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) arremetió contra la marcha de docentes convocada en la capital, Bogotá.

En la avenida El Dorado, donde los educadores trancaron el tránsito, el Esmad utilizó bombas lacrimógenas y vehículos tipo ballena.

La movilización tenía la intención de exigir al gobierno de la nación el aumento del presupuesto para la educación, refirió Catalina Muñóz, docente citada por Telesur en su versión digital.

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación calificó como cruel la actuación del Esmad, ante una manifestación que se estaba dando de manera pacífica, aunque ocasionó retrasos en el tránsito vehicular en las cercanías a la zona.

Así es la “democracia” en Colombia

Asimismo, en un video difundido a través de redes sociales se puede ver claramente a un oficial colombiano amenazando a un par de periodistas que se encontraban cubriendo otra manifestación en el vecino país.

“De pronto le va mal”, dijo el coronel Daniel Gualdrón a una de ellas, mientras que el otro le comenzó a preguntar a qué se refería, sin recibir mayor respuesta.

Un material audiovisual que estaría dando la vuelta al mundo entero si se tratara de Venezuela, queda relegado por los grandes medios, a pesar de constituir un grave atropello a las garantías de libertad de prensa.

Tampoco se viralizó la decisión que hace tan solo días tomara el presidente Juan Manuel Santos de militarizar e imponer un toque de queda en la región de Buenaventura por la ola de protestas.

Justo ante la situación de dicha localidad, un general colombiano aseguraba que una protesta deja de ser pacífica en el momento en que se trancan las vías.

Estas actuaciones del Estado colombiano son defendidas por sus medios, mientras desde ese país se condena a la Guardia Nacional Bolivariana en sus intentos por contrarrestar las acciones de extremistas antigubernamentales.

Leer también: Brasil, Colombia y México: países donde es un peligro ser periodista o defender DDHH

JI

Artículos relacionados