Por qué los medios no hablan del lugar con más asesinatos del mundo

La guerra entre los carteles de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación han hecho que el estado de Colima, en México, sea el lugar con más asesinatos per capita del mundo.

Algunos gobiernos como el de EE. UU y Canadá alertan a sus ciudadanos para no ir a esta región.

No es un dato menor que en el primer año de gobierno del actual presidente mexicano, Peña Nieto, casi se alcanzó la cifra de asesinatos registrados en todo el sexenio del anterior presidente, Felipe Calderón (75 mil).

Sin embargo, esta información, como muchas otras relativas al asesinato de periodistas, los nexos de los carteles de la droga con las autoridades y el atropello constante en las líneas fronterizas contra los inmigrantes e indocumentados, no son reseñadas por los grandes medios de comunicación.

La invisibilización de la crisis mexicana contrasta con la vehemencia que las empresas de comunicación mantienen con otros países de la región como por ejemplo Venezuela.

A pesar de que en México asesinaron a 12 periodistas durante el año 2017 y el gobierno gastó más de 300 millones de dólares en campañas publicitarias para promover su imagen y la de su partido, las denuncias sobre los ataques a la “libertad de expresión” van siempre contra Venezuela y muy poco contra el país azteca.

Llama la atención que el gobierno de Donald Trump dedique tanto tiempo y recursos a “la crisis” venezolana y tan poco para sus vecinos. Más allá de la construcción del muro y el fortalecimiento de las políticas anti inmigratorias, el mandamás de la Casa Blanca se ha hecho de la vista gorda con el grave problema de seguridad que mantiene azotado al pueblo mexicano.

ER

Artículos relacionados