La OEA en su laberinto

La OEA en su laberinto

No solo se trata de que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, mostró las más oscuras intenciones contra un país soberano. Además, quedó en evidencia que es Estados Unidos la fuerza que mueve los hilos para una intervención en Venezuela, según las declaraciones de dos de sus senadores coaccionando al resto de los países para favorecer su posición.

Esta situación ha generado rechazo de líderes, movimientos sociales y organizaciones en todo el continente, fundamentalmente en Venezuela cuya independencia y soberanía pretende ser mancillada.

Radhamés Camacho, diputado de República Dominicana levantó su voz contra la presión que pretendió ejercer el senador norteamericano Marco Rubio contra su país, “Rubio tiene que respetar nuestra independencia y tiene que saber que no somos hombres ni mujeres que nos ponemos de rodillas ante ninguna otra nación”, declaró el parlamentario dominicano y abogó por el respeto a la soberanía de Venezuela, en las discusiones de la OEA.

Por otra parte, la Federación de Entidades y Asociaciones Árabes de Venezuela, también rechazó la actuación injerencista de la OEA, a travpés de un comunicado, esta organización sostuvo que la OEA representa los intereses imperiales de Estados Unidos ern la región, por lo que consideran “inaceptable” la intromisión que pretenden en los asuntos internos.

Intentan debilitar al país

El abogado constitucionalista Hermánn Escarrá consideró que el secretario general, Luis Almagro “está contribuyendo a irrespetar la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, violando no solamente la Carta de Bogotá, sino la propia Carta Democrática”, con su actuación antivenezolana.

Escarrá aseguró durante una entrevista televisiva que una actuación a través de la Carta Democrática Interamericana no establece intervención militar, pero si estimularía una suspención agravada del sistema colectivo de derechos humanos, así como al debilitamiento de esta nación, de la cuál reiteró, es la principal reserva de petróleo del mundo, lo que la hace un “objetivo estratégico” para los fines imperiales.

Derecho a la autodeterminación

Sobre este tema también se pronunció el presidente del Poder Moral en Venezuela Tareck William Saab. El funcionario emitió un comunicado en el que rechazó las intenciónes de la OEA, que consideró como un ataque a la soberanía de su país. “Todo pueblo tiene el derecho a la autodeterminación sin ninguna injerencia exterior”, reza el comunicado.

Acusó a la organización multilateral de “ser siempre un tibio acompañante de los pueblos y un servil escenario para los agresores”, y afirmó que lo que se pretende es generar una situación de crisis en Venezuela.

Todos estos pronunciamientos nacionales e internacionales apuntan a señalar a la OEA como un brazo para la ejecución de lineamientos que dicta Estados Unidos, en una especie de reedición de la Doctrina Monroe. Sin embargo, el diálogo político propuesto por el presidente Nicolás Maduro sigue prevaleciendo como la vía natural para solucionar los conflictos internos que corresponde resolver a los venezolanos.

Los países de la OEA deberán decidir si su camino es el derecho a la autodeterminación de sus pueblos, o aceptar la intervención de un país hermano, que los dejaría predispuestos a sufrir el mismo destino.

JS

Artículos relacionados