La justicia podría frenar o activar golpe de Estado en Venezuela

La justicia podría frenar o activar golpe de Estado en Venezuela

Un episodio tristemente célebre de la historia contemporánea de Venezuela, es la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que declaró que los militares que participaron en el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, en el año 2002, estaban “preñados de buenas intenciones”, con lo cual quedó impune aquella acción contra el pueblo y sus instituciones.

Por esta razón es de vital importancia la actuación del Poder Judicial frente a los hechos de terrorismo que enfrenta el país, que abiertamente están orientados a derrocar a un gobierno constitucional, presidido por Nicolás Maduro.

Este martes la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, ofreció declaraciones sobre la situación de violencia que ha generado la derecha en el país durante las últimas dos semanas. Hasta el momento se cuentan 26 muertos, 437 personas heridas y daños incalculables a la infraestructura física del país, luego del llamado a retomar la calle por parte de la dirigencia opositora, aunque sus peticiones son difusas.

Sobre estos hechos, Ortega informó además que “hay 14 órdenes de aprehensión contra los culpables de las 26 muertes. Tenemos muchas cosas que investigar sobre estas muertes, estamos trabajando para que se sancione a los responsables, para que haya respuestas a los familiares de las víctimas”.

Agregó que existen diez detenidos hasta el momento por el asedio al Materno Infantil Hugo Chávez en El Valle.

La funcionaria rechazó la violencia política y se pronunció contra cualquier intento de injerencia extranjera en asuntos internos del país. De igual forma abogó por el diálogo, aunque pidió la actuación de “interlocutores válidos con poder de decisión que resguarden el estado de derecho”, petición que despierta curiosidades porque El Vaticano es una institución de respaldo reconocida por ambos sectores políticos del país, y el resto de los acompañantes también cuentan con el aval de los interlocutores.

Luisa Ortega Díaz cerró su ponencia en medio de este difícil escenario en el que cualquier declaración puede encender una vez más a los sectores violentos, diciendo que “la paz no se decreta”.

Para construir la paz, es necesaria la justicia

El Ministro para Transporte Terrestre, Ricardo Molina, ofreció una entrevista este martes, en la que rechazó una vez más las acciones de terrorismo, dijo que la oposición ha destruido 42 unidades de transporte público y que durante el llamado “plantón” del lunes, quemaron varios camiones y una ambulancia con equipamiento para la atención de niños.

Molina exigió “aplicar con celeridad la justicia, porque la gente puede comenzar a querer tomar la justicia por sus manos. Están llamando a la violencia, incitando a jóvenes a cometer crímenes, los drogan, les dan dinero, están incluso cambiando de delincuentes a mercenarios. El papel de los poderes del Estado debe ser mantenernos en el marco de la Constitución y las leyes; que haya Justicia”, reiteró.

JS

Artículos relacionados