La Cámara de Representantes de EE.UU. tramita un proyecto de ley para continuar con las sanciones del Nord Stream 2

La Cámara de Representantes de EE.UU. tramita un proyecto de ley para continuar con las sanciones del Nord Stream 2

Esta semana, un grupo de la Cámara de Representantes de EE.UU. ha aprobado por unanimidad una enmienda para derogar las exenciones de las sanciones a las empresas implicadas en el gasoducto ruso Nord Stream 2, lo que aumenta la presión sobre el Gobierno de Biden para que bloquee el proyecto.

“Estas sanciones son obligatorias, no discrecionales”, dijo la representante demócrata Marcy Kaptur.

La enmienda, que pretende quitar al Departamento de Estado de EE.UU. la capacidad de eximir de sanciones al proyecto del oleoducto en 2022, tendrá que ser aprobada por el pleno de la Cámara y el Senado y firmada por el presidente Joe Biden antes de convertirse en ley.

Estados Unidos se ha opuesto al proyecto, que conectará el Ártico ruso con Alemania. Teme que el oleoducto, que ya se ha completado en un 95%, dé a Rusia mayor influencia sobre los Estados de la Unión Europea y los haga cada vez más dependientes de Moscú.

¿Cómo afecta a los Estados Unidos?

En mayo, el Departamento de Estado envió un informe al Congreso en el que acusaba a Nord Stream 2 y a su director general, Matthias Warnig, aliado del presidente ruso Vladimir Putin, de actividades sancionables.

Pero el Secretario de Estado Antony Blinken renunció inmediatamente a las sanciones, alegando intereses nacionales.

El gobierno de Biden continuará “examinando las entidades involucradas en comportamientos potencialmente sancionables” y trabajará con el Congreso para resolver la cuestión, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

El presidente Biden ha dicho que el proyecto Nord Stream 2, de 11.000 millones de dólares, que pasaría por encima de Ucrania y la haría más vulnerable a la agresión rusa, sería un acuerdo poco inteligente para Europa.

Biden se ha mostrado reacio a crear una ruptura con Alemania en un momento en el que las dos naciones buscan reforzar la cooperación en cuestiones que van desde el cambio climático hasta las relaciones con Irán y China.

Estados Unidos también exporta gas natural, en forma de GNL, a Europa, pero el gas ruso es mucho más barato.

 

Artículos relacionados