El petróleo después de Khashoggi

El petróleo después de Khashoggi

La desaparición del periodista Jamal Khashoggi suma tensiones no solo en lo político, la economía muestra sus efectos y el mercado petrolero se ha convertido en un punto determinante.

Mientras que el fin de semana pasado #DonaldTrump amenazara al reino saudí con aplicar un castigo severo si se llegase a comprobar su responsabilidad en el caso, la bolsa de valores de Riad se desplomaba en al menos 500 puntos por el temor de los inversionistas.

El reino respondió a ello advirtiendo que de llegarse aplicar sanciones en su contra, su respuesta seria el petróleo y tomaría acciones determinantes como principal productor de crudo en el mundo, sin importar quebrantar la regla de no colocar conflictos políticos por encima del comercio mundial.

De EEUU aplicar sanciones contra Riad, el reino saudí responderá con petróleo

Las declaraciones de Riad han tenido gran peso. Pese a que el valor del petróleo venía sufriendo importantes caídas en los últimos tiempos, y el precio del Brent cayera hace poco más de una semana en un 4,4 %, desde este lunes el valor del crudo se ha mantenido en subida. El barril del WIT aumentó un 1,9 % y el Brent un 0,77 %.

Arabia Saudita no descarta manejar su gran influencia en el escenario global. El poseedor de 18 % de las reservas petroleras y mayor exportador, estudia la posibilidad de elevar el precio del crudo a 100 o 200 dólares, y pasar por encima de los 80 dólares por barril que se mantiene actualmente.

Caso del periodista Jamal Khashoggi empieza a tener efecto en el mercado petrolero

Sin embargo, expertos estiman que aunque un aumento del precio del petróleo no es descartable, elevarlo a más de 100 dólares reduciría la tasa de crecimiento global, que traería como consecuencia un impacto significativo en la estabilidad política por una parte, pero al mismo tiempo desestabilizaría las economías de los países exportadores.

Hasta el momento nada ha sido concretado, el reino saudí se mantiene defendiendo su inocencia en la tortura y asesinato contra el periodista y columnista de The Washington Post, mientras que el gobierno de Turquía insiste en su culpabilidad.

NA

EEUU y sus excusas en el caso Khashoggi

Artículos relacionados