Hispanos dan fuerte golpe en las elecciones primarias de Florida

Hispanos dan fuerte golpe en las elecciones primarias de Florida

En el resultado de las elecciones primarias en los  Estados Unidos, específicamente en el estado de la Florida, los hispanos dieron un golpe a la mesa cosechando grandes triunfos, sobre todo, con la victoria del demócrata y puertorriqueño, Darren Soto, que ganó la nominación demócrata para la Cámara de Representantes en el Distrito 9, con un 65% de los votos.

Otro de los condados que se utiliza como barómetro es el de Orange, ya que es un lugar donde existe gran diversidad cultural, además es de los más grandes del estado, a dos horas del cierre de las unidades electorales ya los números indicaban  una participación electoral de un 22.06%, lo cual representó un récord de participación electoral y pasaron a segunda  vuelta Maribel Gómez Cordero, nacida en Puerto Rico, y Mayra Uribe, de origen colombiano y argentino.

Con respecto a los candidatos a la gobernación del estado, por el partido Republicano, Ron DeSantis, se impuso como el candidato oficial. Por parte del lado Demócrata, dio la sorpresa el candidato afroamericano Andrew Gillum.

Darren Soto ganó anoche la carrera que lo corona como el candidato oficial del Partido Demócrata a la silla del Distrito 9

Luego de conocerse los resultados, Darren Soto, indicó que su victoria para los electores puertorriqueños representa que su comunidad está en la mesa de discusión, unida en como una sola voz. “Nuestra campaña fue una para inspirar, no de ataques negativos y ahora vamos a hablar de los asuntos importantes que es tener mejores salarios, viviendas asequibles y mejor acceso a servicios de salud”.

Según los datos de la Oficina del Supervisor de Elecciones en Florida indicaron que al 31 de julio 4,594,373 electores se habían registrado como republicanos; 4,840,119 como demócratas; 3,494,676 como votantes no afiliados y 86,739 se habían enlistado bajo otros partidos minoritarios.

La victoria  Gillum y de una gran cantidad de hispanos coincide con la ampliación de la diversidad entre los candidatos demócratas, incluyendo hispanos, mujeres, afroestadounidenses y musulmanes. La variedad de candidatos progresistas para la elección es vista como una manifestación de la resistencia de la formación en la atmosfera de elevada carga racial de la era Trump, lo que ha encendido las alarmas en filas Republicanas.

Leer también:

Cuatro estados se disputan entre demócratas y republicanos

 

NP

 

Artículos relacionados