InicioDestacadaFallece previo a un partido de la Europa League

Fallece previo a un partido de la Europa League

El fatal incidente se resgistró la noche de este jueves, en las cercanías del estadio del equipo de fútbol español Athletic Club de Bilbao, donde los fanáticos de éste y los del club ruso Spartak de Moscú se vieron las caras previo al partido e intercambiaron insultos y objetos contundentes, contenidos por los funcionarios de la seguridad del País Vasco, La Ertzaintza.

Como estaba previsto, los principales incidentes se produjeron cuando grupos de las dos aficiones coincidieron en la explanada de San Mamés, un territorio amplio e iluminado, donde se dieron las primeras cargas policiales y volaron los primeros envases, piedras o contenedores antes del partido de Europa League de ambos conjuntos.

Fanáticos del Spartak y el Bilbao coinciden a pocos metros del estadio San Mamés

Los incidentes fueron violentos y el saldo fue, en principio, tres heridos (dos con traumatismo craneoencefálico y otro con un golpe en un brazo) y nueve detenidos. Al final, la Ertzaintza consiguió dispersar a los grupos ultras, mientras se procedía a ingresar en el campo a los aficionados rusos que tenían tickets de entrada al partido.

Sin embargo, minutos después, se anunciaba que un Ertzaina se encontraba con un paro cardiorrespiratorio, sufrida en el transcurso de las cargas policiales para restablecer el orden. El agente, Inocencio Alonso de 51 años, fue trasladado y falleció poco después en el hospital. Pertenecía  a la Brigada Móvil de la policía autonómica.

Agentes de La Ertzaintza intentan auxiliar a Inosencio luego de caer por el paro respiratorio

Verdadera Causa

A pesar de todo el escándalo por la violencia de los fanáticos de ambos conjuntos, no hay evidencia que informe sobre alguna agresión de cualquiera de los dos grupos a los cuerpos de seguridad de manera directa, por lo que se le quiso sacar jugo al suceso, alegando que fue producto de la violencia de los «guerrilleros rusos».

“No presentaba ningún tipo de traumatismo”. El viceconsejero de seguridad del gobierno vasco, Josu Zubiaga, precisó en declaraciones a la Cadena Ser que, “a falta de los informes forenses, todo parece indicar que no ha habido un contacto violento directo que haya podido producir el fallecimiento”, lo que apuntaría a la hipótesis del infarto.

DC

LEE Más

spot_img