Excarcelación de Puigdemont pone en jaque a España

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, salió de la cárcel en Alemania tras el pago de 75 mil euros de fianza, luego de 12 días de prisión.

La Audiencia territorial de Schlewsig-Holstein considera que no se cumplen los requisitos según la ley local para el delito de rebelión, como lo señala la euroorden cursada por España. El expresidente catalán deberá además presentarse una vez a la semana ante la policía.

A pesar de la liberación aún se tramita su posible extradición por malversación de fondos, el otro delito por el que se encuentra procesado. El pasado 26 de marzo fue detenido al intentar cruzar en coche por Alemania para regresar a Bélgica, donde había establecido su residencia para huir de la justicia española.

Los jueces alemanes consideran que no hay indicios de que Puigdemont “vaya a estar en riesgo de persecución política” cuando sea enviado a España, que solo le podrá juzgar por el delito por el que se le extradite. La decisión pone en jaque la actuación de la justicia española contra el principal dirigente del procés.

En su alocución, el líder independentista pidió la liberación de sus compañeros encarcelados y consideró “una vergüenza que haya prisioneros políticos”.

Analistas en España dudan sobre lo que hará el juez del Supremo, Pablo Llarena, que puede dejar que el proceso siga su curso o retirar la euroorden.

Pedro Sánchez, líder del PSOE, opinó: “Tan peligroso es judicializar la política como politizar la justicia. Lo importante es que se extradite a Puigdemont para que rinda cuentas”.

ER

Puigdemont no se salvará de ser extraditado a España

Artículos relacionados