Neonazis, son más de los que usted cree

La migración encuentra nueva amenaza en los grupos neonazis de Alemania

La paz en las calles de la ciudad alemana de Chemnitz, al este del país europeo, se ha visto truncada por una serie de manifestaciones violentas protagonizadas por la extrema derecha, derivadas de las circunstancias en las que murió un ciudadano alemán durante las fiestas populares locales.

Durante la madrugada del pasado domingo se registró la muerte de un carpintero alemán, de origen cubano, en medio de una reyerta con dos sujetos de ascendencia árabe, uno sirio y otro iraquí, quienes han sido identificados por la Policía como autores materiales del crimen y son imputados por homicidio.

Según el semanario alemán Der Spiegel, grupos neonazis convocaron a través de las redes sociales a una serie de concentraciones en Chemnitz para “demostrar a los extranjeros quién manda” en la localidad.

Manifestantes neonazis se han congregados por dos días seguidos frente al monumento Karl Marx en Chemnitz.

Lo que siguió a las convocatorias ha sido una suerte de caza colectiva de inmigrantes por parte de agrupaciones neonazis que ya deja saldo de dos personas gravemente heridas, algo que el gobierno encabezado por la Canciller alemana, Angela Merkel, ha calificado como una “intolerable incitación xenófoba”.

Grupos neonazis han protagonizado una caza colectiva de migrantes en la ciudad alemana de Chemnitz.

Medios locales mostraron la noche de este lunes una marcha que realizó la extrema derecha en Chemnitz, en la que se observó en repetidas ocasiones el saludo hitleriano entre los manifestantes, algo completamente penado con hasta tres años de cárcel de acuerdo a lo establecido en el código penal alemán, que prohíbe cualquier apología a la etapa oscura en la que Alemania fue gobernada por el nazismo.

Por otro lado, activistas antinazis se congregaron también la noche de este lunes en la referida ciudad alemana, y acusan a la ultraderecha de usar la muerte del carpintero el pasado domingo para fines políticos, pues, en sus protestas, la extrema derecha además ha exhibido pancartas que llaman al fin de la inmigración y al otorgamiento de asilo a extranjeros por parte del Estado alemán.

Y, precisamente en tono político, el diputado por el partido de derecha Alternativa para Alemania (AfD), Markus Frohmaier, usó su cuenta en la red de Twitter para llamar a la “ciudadanía” a tomar las calles para garantizar la seguridad.

«Si el Estado ya no protege a los ciudadanos, entonces las personas toman las calles y se protegen a sí mismas. ¡Es tan simple como eso… ¡Hoy es un deber de los ciudadanos detener la letal ‘migración de cuchillos’!» escribió Frohmaier en alusión a los inmigrantes que han llegado a Alemania en los últimos años.

El AfD cuestiona al gobierno de Merkel, que desde 2015, ha permitido la entrada de no menos de un millón 300 mil migrantes y refugiados provenientes, en su mayoríoa de países de Oriente Medio como Siria e Irak.

MFD

Lea más:

Grupos neonazis atacan mezquita en España

Artículos relacionados