EEUU, Japón y China envían tropas a fronteras norcoreanas… ¿Se acerca la guerra?

China, Estados Unidos y Japón han enviado sus tropas a la península coreana, lo que podría ser el preámbulo de una nueva guerra de proporciones insospechadas, tras lo impredecible que resulta ser el gobierno norcoreano.

La noticia que alertó sobre la escalada de tensiones entre EEUU y la Norcorea fue la del envío del portaviones gringo USS Carl Vinson a Corea del Sur, acompañado por su grupo de ataque que incluye varios destructores y cruceros lanzamisiles, así como un submarino.

Mientras el Carl Vison entra al Mar de China Oriental, Japón parece prepararse para enviar destructores a la península, con el objetivo de realizar ejercicios de guerra con la flota yanqui.

“Japón quiere despachar varios destructores mientras USS Carl Vinson entra en el mar de China Oriental”, indicó una fuente anónima al portal web HispanTV.

Las fuentes japonesas informaron que las maniobras incluyen el aterrizaje de los helicópteros en los buques de la contraparte y simulacros de comunicaciones. Estos ejercicios se ven como otra señal de una mayor cooperación entre las marinas estadounidenses, japonesas y surcoreanas, ya que los buques de Aegis de los tres países realizaron un simulacro conjunto para mejorar su capacidad de detectar y rastrear misiles norcoreanos.

Por su parte, China desplegó el martes 150 mil soldados en las fronteras con Corea del Norte ante el temor de un posible ataque de EE.UU. contra Pyongyang, y para hacer frente a “circunstancias imprevistas” generadas por esta posible confrontación.

En cuanto a Corea del Norte, su Cancillería condenó el envío del portaaviones de EE.UU. y prometió “la más dura” respuesta a sus provocaciones.

“Si EE.UU. se atreve a optar por una acción militar, clamando un ‘ataque preventivo’ o ‘eliminando el cuartel general’, la República Democrática Popular de Corea está lista para reaccionar a todo tipo de guerra que desee EE.UU.”, enfatizó la Cancillería norcoreana a través de un comunicado emitido el martes.

El texto asegura que los norcoreanos se mantendrán en el camino elegido por ellos mismos, y que harán completamente responsable a EE.UU. de las consecuencias que se deriven de sus acciones.

También consideran que el Gobierno de Trump es “lo suficientemente estúpido” como para desplegar “un medio de ataque estratégico después de otro” en Corea del Sur “proclamando paz por la fuerza de las armas”.

Asimismo, sostiene que Pyongyang tuvo toda la razón cuando “aumentó su capacidad de autodefensa y ataque preventivo en todos los sentidos con la fuerza nuclear como punto de apoyo”.

La situación en la península coreana se agravó después de que Washington instalara en marzo pasado el escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur, hecho que provocó fuertes reacciones y críticas desde Rusia y China.

La respuesta norcoreana ha sido la de potenciar el desarrollo de sus misiles balísticos, que para 2019 pudiesen llegar a alcanzar la costa oeste de EEUU o Australia, según el encargado de negocios de EE.UU. en Canberra, James Carouso, publicó el diario The Australian.

JA

Artículos relacionados