EE.UU se lava las manos y responsabiliza a Turquía

Luego de una conversación sostenida entre el presidente de los Estados Unidos, #DonaldTrump, y su homólogo turco, Racep Tayyip Erdogan, en la que ambos países se comprometieron a coordinar militar y diplomáticamente la salida de las tropas estadounidenses del territorio sirio, El huésped de la Casa Blanca aseguró que Turquía se encargará de eliminar las secuelas de la  resistencia yihadista que permanecen en Siria.

“El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, me ha comunicado firmemente que erradicará cuanto queda del Estado Islámico en Siria… y es un hombre que puede hacerlo, máxime que Turquía está al lado. ¡Nuestras tropas están volviendo a casa!”, escribió #DonaldTrump en su cuenta de Twitter.


Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, criticó la medida impulsada por el mandatario norteamericano, ya que para él, la presencia estadounidense en el territorio sirio era de gran importancia para contrarrestar los avances de las fuerzas turcas.  “Un aliado debe ser fiable, coordinarse con sus otros aliados”, expresó Macron

La polémica decisión también contribuyó a la renuncia del secretario de Defensa, Jim Mattis, quien no ha tenido muy buenas relaciones con el huésped de la Casa Blanca, y esta situación fue el detonante para anunciar su dimisión, por no estar de acuerdo con parte de las políticas internacionales implementadas por Donald Trump.

Luego de que el Gobierno de Trump,  considerara como derrotado al Estado Islámico, anunció la retirada de aproximadamente 2.000  soldados del territorio sirio, a partir del 1 de enero del próximo año , procedimiento que estará a cargo del subsecretario de Defensa, Patrick Shanahan, quien reemplazará a Jim  Mattis.

YR

Artículos relacionados