Educación china apuesta por más juegos y menos matemáticas

China avanza en su empeño de aliviar la sobrecarga educativa en los niños y prohibió a partir del año académico próximo las clases de matemáticas e idiomas en los primeros años. Además, amplió el horario de juegos en las guarderías infantiles.

El Ministerio de Educación del país asiático pretende hacia el año 2020 darle un vuelco radical al sistema educativo donde existe una creciente polémica por la sobrecarga en los pequeños camino a los estudios superiores.

Diversas encuestas revelan que casi la mitad de la población infantil no tiene espacio para jugar ni hacer relaciones interpersonales por el exceso de las tareas -especialmente de matemáticas-, y las clases privadas adicionales.

Las investigaciones también coinciden en las afectaciones al horario de sueño y la frustración en gran parte de los niños, así como en las crecientes presiones que enfrentan padres e hijos debido a la competencia en la sociedad por los mejores puestos.

En los tres primeros años tampoco se harán ningún tipo de exámenes.

“El juego será la actividad fundamental de las guarderías y los niños deben ser admitidos en las escuelas primarias de sus zonas de residencia sin presentar ningún tipo de referencia sobre los conocimientos académicos”, remarcó el Ministerio.

ER

Educación a los golpes

Artículos relacionados