Indignación mundial por drama migratorio en frontera con EEUU

El drama migratorio, ya trágico en todas sus implicaciones, tuvo un momento de indignación mayor tras la aparición de las fotografías de un hombre y una niña pequeña ahogados al intentar cruzar la frontera entre México y Estados Unidos marcada por el caudaloso Río Bravo. Oscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria, de sólo 23 meses de edad, fueron arrastrados por la corriente y perecieron en busca del sueño prometido.

Tras la desgracia ocurrida, la esposa de Oscar y madre de Valeria, Tania Ávalos, narró que el hombre cruzó a nado el río con la niña en brazos y la dejó en tierras estadounidenses, pero al volver a buscar a su madre, la niña se arrojó a la corriente porque no quería separarse del padre. Al ir por ella, ambos fueron arrastrados por la corriente. Sus cuerpos fueron hallados flotando en la orilla del Río Bravo boca abajo.

El padre aseguró a su hija en su franela y al ser arrastrados por la corriente, se ahogaron ambos.

La fotografía fue registrada por la periodista Julia Le Duc y publicada en el periódico mexicano La Jornada. La gráfica es otra muestra del drama que viven los migrantes centroamericanos al enfrentar las cada vez más duras políticas migratorias impuestas por EEUU a los países que sus gobiernos han empobrecido y explotado. La familia de Oscar Martínez solicitaba asilo en EEUU y le fue negada la cita, por lo que buscó huir de la manera más peligrosa

ACNUR reacciona con indignación

“ACNUR (…) está profundamente conmocionada al ver la desgarradora foto de los cuerpos ahogados de Oscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria, de 23 meses de edad, naturales de El Salvador, arrastrados a las orillas del Río Grande”, reza un comunicado de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

“Las muertes de Oscar y Valeria representan un fracaso a la hora de abordar la violencia y la desesperación que empujan a las personas a emprender viajes tan peligrosos ante las perspectiva de una vida segura y digna”, dijo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

La fotografía del niño sirio Alan Kurdi causó un impacto mundial en 2015

La foto de Oscar y Valeria fue comprada por ACNUR con la del niño sirio Alan Kurdi, cuyo cuerpo sin vida fue hallado a orillas del mar Mediterráneo en 2015.

Entretanto Washington sigue endureciendo las políticas migratorias en las que se ha sumado la complicidad del gobierno mexicano para tales fines.

RB

Artículos relacionados