Cuáles son las tendencias de decoración del 2021

Si te estás preguntando cómo son las tendencias de decoración de este año 2021, te explicaremos a continuación lo referente a materiales, estilos y colores. Es por todos sabido que nuestros hábitos y estilos de vida en el hogar han cambiado mucho, por lo que hay nuevas propuestas en cuanto a muebles y diseños, donde destacan factores determinantes como la comodidad, la relajación y la intimidad. 

Puedes conseguir todas estas tendencias de decoracion hogar mezclando colores, estilos y diferentes accesorios. Es el momento preciso para cambiar el ambiente del salón principal, convertir en un espacio más acogedor el comedor o incluir muebles que añadan practicidad a la cocina o el jardín. 

Cuáles son los colores que están en tendencia para este año

Tal como lo hemos dicho, el objetivo a alcanzar es disfrutar de ambientes mucho más acogedores y relajados que inviten al descanso y la desconexión, por eso colores claros y suaves son los que marcarán la pauta en paredes y algunos objetos decorativos. Entre estos hay que señalar el gris, el moca, crema, marfil e imposible ignorar el blanco. En combinación con materiales que asemejan tales tonos hay que resaltar el protagonismo de la madera en combinación con la piedra o el mármol. 

Para una mayor luminosidad puedes mezclar de manera sutil algunos colores con más brillo como el azul o el coral, que son más cálidos y atrevidos. Otra tendencia que se impone son los tonos tierra y los verdes, así que no te equivocarás si sustituyes tu viejo sofá por uno color terracota o en tonos marrones. Todas estas tonalidades lograrán crear un ambiente relajado y con un aspecto natural y ligero. 

Una tienda hogar será tu mejor aliada para conseguir aquellos muebles y artículos que necesitas para adoptar estos estilos y que tu casa sea un espacio más acorde para lo que hoy en día se quiere. Hay que resaltar el hecho de que el tiempo en casa es mayor, así que ese aspecto nos hace más consciente de nuestro entorno, de las posibles carencias y necesidades que debemos cubrir, por lo tanto, hemos de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para renovar áreas de convivencia común y de las que disfrutamos con mayor frecuencia. 

Formas orgánicas y materiales naturales

La apuesta por lo natural se mantiene este año. Todo lo que tiene que ver con la naturaleza y la sostenibilidad tendrá gran presencia en diferentes aspectos de la vida cotidiana y el diseño de interiores no escapa de ello. 

Así que materiales como el cuero, la piedra, arcilla, la madera junto al mármol que ya mencionamos, así como textiles suaves como la lana y el algodón estarán entre los elementos clave que se utilizan para crear ambientes más cálidos y cómodos. 

Debemos aprender a mezclar texturas y algunas formas con mantas y cojines que podemos apilar en el sofá y que además, se encuentran a precios increíbles en tiendas de hogar. Debes saber que otra tendencia que cobra fuerza es el uso de materiales reciclados que es una corriente adoptada por fábricas y marcas de alto reconocimiento en el sector del diseño.  

El maximalismo se impone

En este aspecto de la moda y las tendencias “más es más”, por lo que el maximalismo está de vuelta. Es un estilo que aman los más extrovertidos de la decoración, así que esto incluye muebles grandes y llamativos, los cuales también invitan a la comodidad y la relajación. 

En este estilo no hay muchas reglas que seguir, sin embargo, será imprescindible contar con espacios amplios para lograr el cometido. Aunque no solo se trata de muebles grandes, ya que puedes apostar por añadirlo en el diseño y estampado de algunos textiles e incluso en atreverte a plasmar un diseño original en las paredes o colgar un cuadro de amplias dimensiones. 

Esta tendencia busca imponer un look único y además divertido al lograr mezclar diferentes aspectos del diseño en general.  

Un estilo más maduro

El otro extremo que marca la tendencia es el nuevo estilo glam que impone detalles sofisticados y elegantes llenos de un carácter más maduro. Seguimos con el uso de colores y tonos suaves y neutros que son los encargados de aportar calidez. Los detalles metálicos también gozarán de protagonismo, pero pasan de ser dorados o plateados a mostrarse en metales mate. 

No se trata de un estilo abrumador, sino de captar la atención en pequeños detalles que sean sofisticados como el uso de la seda, el terciopelo o el mármol. 

Artículos relacionados