Corrupción se come a Brasil este año

La población ha mostrado su descontento rotundo a los actos corruptos

La agencia encuestadora Transparencia Internacional, quien cumple como una de las más grandes del continente, realizó un estudio a gran escala en Brasil que revela números impactantes acerca del aumento de la corrupción del Estado.

“Tres cuartas partes de los encuestados aseguran que este año la corrupción aumenta entre un 78 a 87 por ciento”, números grotescos que realmente son contrastados por una población en la cual solo el 11% reconoce haber participado en algún soborno, lo que deja claramente como culpable al gobierno.

Con respecto al trabajo del Presidente Temer contra estos índices, 56 %, es decir, más de la mitad de los encuestados, asegura que la gestión contra la corrupción ha sido negativa.

El caso del Lava Jato más las acusaciones hechas al presidente por presuntamente recibir “sobornos millonarios” ha disparado indicadores nunca vistos en la nación americana, y más, luego del rechazo del congreso ante la ley propuesta por el Ministerio Público Federal llamada “10 medidas contra la corrupción” que buscaba abrir nuevos casos e implantar correctivos ante el alza de los sobornos en el país.

Brasil vive una crisis política e institucional, las incongruencias del Congreso ante las propuestas resolutorias, aunado a las múltiples demandas al presidente han hecho que la población desconfíe totalmente de sus gobernantes y busque apoyo en otras soluciones, por esto quizá de darse unas elecciones en un futuro cercano el posible ganador sería Luiz Inácio Lula da Silva como respuesta a la creciente corrupción a la cual se proyecta el gobierno de Michel Temer.

KH

Artículos relacionados