A la Copa América de Brasil le faltó brillo

Brasil se coronó nuevamente en su tierra. La canariña no ha perdido ningún torneo de Copa América que ha organizado, demostrando con ello la solidez que la selección “verdeamarella” tiene en su patio. Pero la edición 2019 fue una de las ediciones del torneo continental que arrastró más polémica y menos fútbol. La victoria brasileña deja un sin sabor que será difícil quitar no sólo de futuras Copas América, sino también de la federación que la organiza, la CONMEBOL.

Analistas de todo el continente como el ex futbolista y comentarista deportivo argentino Adrián Magnoli, sostienen que el recuerdo de esta copa no será el líder goleador, los partidos emocionantes, ni siquiera el campeón. “Me voy a quedar con esta copa hablando del VAR, de las declaraciones, de las injusticias arbitrales… de esta copa me quedó ese sabor amargo”, dijo Magnoli desencantado.

La poca asistencia a los estadios preocupó a los organizadores del torneo. Los altos precios alejaron de las gradas a una de las aficiones más fanáticas del fútbol.

El narrador y comentarista venezolano Alex Candal cuestionó la apatía de los organizadores del torneo con todo lo referido a la Copa América. “Brasil es una potencia económica. No entiendo porqué hubo tantas deficiencias en la organización, en la mala calidad de los terrenos… creo que Brasil estaba cansado de hacer cosas. Hizo el Mundial, los Juegos Olímpicos… y esto lo hicieron porque tenían que hacerlo”.

Una copa embragada con el VAR

La aplicación del  Video Assistant Referee (VAR), tuvo muchos más detractores en esta Copa América que los ya coleccionados en otras partes del mundo. La falta de criterio para implementarlo, su uso equivocado o no acudir a él cuando las jugadas resultaban polémicas, quebró la delgada aceptación de la herramienta tecnológica para el estricto cumplimiento de las normas, al menos en suramérica.

El VAR fue un protagonista indeseado en muchos de los juegos de esta Copa América.

Juegos como el de Venezuela-Brasil, Uruguay-Perú, Argentina-Brasil, Chile-Argentina y la misma final entre Brasil y Perú, estuvieron marcados por una dudosa implementación de la herramienta tecnológica. Junto al mal arbitraje, el VAR será uno de los peores recuerdos de la Copa de Brasil.

Las declaraciones polémicas y otros entuertos

Pese a que la actuación de la FIFA y CONMEBOL sigue siendo la misma, fue en esta Copa América cuando se visibilizaron los desaciertos de la Confederación Suramericana con mayor énfasis. Las declaraciones del capitán argentino Lionel Messi contra el ente regional, acusándolo de corrupto y de preparar la copa a gusto de Brasil, fueron las más duras emitidas por un jugador influyente contra el ente. Messi enfrenta una suspensión de dos partidos por expulsión directa y podría empeorarse por sus declaraciones contra CONMEBOL.

Momento de la polémica expulsión de Lionel Messi en el partido frente a Chile. El incidente produjo fuertes declaraciones contra la CONMEBOL y el arbitraje en el torneo continental.

La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) respaldó a su jugador, y ahora se pone en peligro la celebración de la Copa América 2020 que tiene como sede compartida a Argentina y Colombia. Las críticas contra el arbitraje también mancharon el torneo. Incluso en el partido final, el jugador brasileño Gabriel Jesus hizo gestos impropios contra el árbitro tras su expulsión por doble amarilla. Los gestos del delantero brasileño sugerían que le habrían pagado al árbitro para perjudicar a su equipo. Ese hecho junto a las chiflas contra el presidente Jair Bolsonaro, se robaron la atención de la final gris de esta Copa América.

RB

Artículos relacionados