Conozca el nuevo dilema que enfrentan los partidos políticos de la oposición venezolana

Conozca el nuevo dilema que enfrentan los partidos políticos de la oposición venezolana

Los partidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) enfrentan nuevo gran dilema tras su reciente reestructuración: asistir o no a la legalización de partidos convocada por el Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE) para el próximo 4 de marzo.

Hasta hace menos de 15 días las posiciones sobre ese tema eran encontradas, por un lado los partidos Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo le apostaban con reservas a la legalización de partidos; por el otro, La Causa R y Copei rechazaban de plano el proceso y preferían fortalecer la tarjeta unitaria de la MUD.

Pero las opciones se definieron luego de que el primer vicepresidente de la AN y militante del partido Voluntad Popular, Freddy Guevara, anunciara la decisión de la tolda naranja de no participar en el proceso; a partir de allí, las directivas del resto de partidos que conforman el denominado G9: Primero Justicia (PJ), Un Nuevo Tiempo (UNT) y Acción Democrática (AD) aseguraron que dejarían de asistir si se decide por mayoría dentro de la MUD.

¿Qué implica la legalización de partidos ante el CNE?

De acuerdo con el Art. 26 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones de Venezuela, es obligación de los partidos políticos nacionales “renovar en el curso del año en que comience cada período constitucional su nómina de inscritos en el porcentaje del 0,5% en la forma señalada en esta Ley para su constitución”.

De acuerdo a esta ley, las solicitudes de inscripción de partidos deben ir acompañadas de la nómina de los integrantes del partido en número no inferior de 0,5 % de la población inscrita en el registro electoral de cada entidad, en el caso de los partidos nacionales.

Los partidos que hubieron obtenido en las elecciones nacionales el correspondiente el 1% de los votos emitidos, sólo tendrán que presentar una constancia de la votación que obtuvieron, debidamente certificada por el respectivo organismo electoral.

Los partidos de la oposición venezolana han manifestado públicamente su desacuerdo con este proceso, alegando que obedece a una excusa del CNE para retrasar las venideras elecciones regionales. Sin embargo, este proceso de legitimación está contemplado en las leyes venezolanas desde hace bastantes años atrás.

¿Por qué se exige la renovación del 0,5% de la nómina de inscritos?

La utilización indebida del nombre y datos de los ciudadanos de Venezuela es la primera razón del CNE para solicitar la renovación de partidos. Sobre este punto la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones de Venezuela dice en su Art. 12 “El Consejo Supremo Electoral al recibir la solicitud de inscripción entregará constancia de ello a los interesados y ordenará su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela y en la Gaceta de la entidad correspondiente (…) en dicha publicación se expresará el derecho de cualquier ciudadano para revisar, en la oficina de la Secretaría de Gobierno de respectiva entidad, la nómina de los integrantes del partido y para impugnar el uso indebido de algún nombre”.

La exigencia del CNE, lejos de representar una arbitrariedad institucional, es en todo caso, una manera de proteger el derecho que tienen los ciudadanos de agruparse en organizaciones políticas y legitimar el funcionamiento correcto de los partidos en Venezuela.

AMR

Artículos relacionados