China acorrala a los líderes de las protestas de Hong Kong, algunos son condenados a prisión

Como parte de la campaña de China para recortar las libertades en Hong Kong, los líderes de las protestas contra China han sido condenados a penas de cárcel.

El editor de Hong Kong Jimmy Lai fue declarado culpable de participar en las protestas antigubernamentales de 2019. Esta semana fue condenado a 14 meses de cárcel por lo que el gobierno calificó de reunión no autorizada durante las amplias protestas antigubernamentales.

Asimismo, el presidente fundador del Partido Democrático, Martin Lee Chu-ming, fue condenado a prisión, aunque la sentencia fue suspendida.

También fueron condenados a prisión los ex legisladores hongkoneses Leung Kwok-hung (18 meses), Cyd Ho (8 meses), AuNok-hin (10 meses), Margaret Ng (12 meses), Leung Yiu-chung (8 meses) y Albert Ho (12 meses) por su participación en las protestas.

Sin embargo, algunas de las sentencias dictadas el viernes fueron suspendidas.

El 18 de agosto de 2019, unos dos millones de residentes de Hong Kong se manifestaron en protesta por la toma de control del gobierno de la isla por parte de Pekín.

Dos semanas después, una concentración reunió a miles de residentes y se produjeron enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Las protestas comenzaron en 2019 tras la aprobación de una ley que permite extraditar a los residentes de Hong Kong a China. Las protestas continuaron durante meses.

Funcionarios y jueces chinos han acusado a los detenidos de tener un “plan premeditado” para desafiar a la policía en las concentraciones.

“[El caso] implicaba un desafío directo a la policía, ya que todos los acusados eran conocidos, lo que garantizaría atraer a multitudes y seguidores”, dijo un juez durante la sentencia, según el Hong Kong Free Press. “Tomaron la decisión consciente de infringir la ley en un momento volátil”.

Al comentar el encarcelamiento de los líderes de las protestas, Yamini Mishra, de Amnistía Internacional, declaró: “Tras haber detenido a la mayoría de los disidentes más destacados de Hong Kong utilizando la represiva ley de seguridad nacional, las autoridades están ahora haciendo desaparecer a los críticos pacíficos restantes con el pretexto de falsos cargos relacionados con las protestas de 2019.”

 

Artículos relacionados